IC denuncia falta de capacidad de ingreso en La Candelaria por la saturación de pacientes sociosanitarios

En total, y en el actual contexto de pandemia por COVID, más de un centenar de pacientes con perfil sociosanitario está ingresado en el centro hospitalario.

Intersindical Canaria denuncia la disminución de la capacidad de ingreso en el Hospital de Nuestra Señora de Candelaria debido a la alta ocupación de pacientes sociosanitarios.

El sindicato explica que, ante la falta de espacio en planta, muchos de estos pacientes están ubicados en el servicio de Urgencias, con la consecuente saturación de esta área asistencial.

La representante sindical de la Federación de Salud del sindicato, Patricia Hernández, señala que este martes, día 9 de febrero, “todas las camillas del servicio de Urgencias del centro hospitalario estaban ocupadas, por lo que hasta cinco ambulancias tuvieron que esperar durante horas para poder dar traspaso a los pacientes que trasladaban”.

A juicio del sindicato, de prolongarse esta situación, “habrá que desprogramar la actividad quirúrgica prevista en el centro, una consecuencia que repercute, directamente, en la lista de espera”.

Además, Patricia Hernández hace hincapié en el modo en que la saturación del servicio de Urgencias también afecta a la calidad de otros servicios, como el de transporte, “ya que mientras las ambulancias tienen que esperar para poder finalizar su servicio en el Hospital, dejan desatendida a la población de Santa Cruz de Tenerife a la que dan cobertura”.

En total, más de un centenar de pacientes con perfil sociosanitario está, actualmente, ingresado en el Hospital de Candelaria, “en un contexto de pandemia por COVID-19 en el que, precisamente, estos usuarios forman parte de uno de los colectivos más vulnerables”, ha recordado Patricia Hernández.

Intersindical Canaria ha denunciado en numerosas ocasiones la estancia de pacientes sociosanitarios en el Hospital ante la ausencia de recursos adecuados para ellos. “Una situación recurrente provocada por la falta de previsión de los responsables públicos de las Islas”, finaliza Patricia Hernández.