Huyó con su hija menor de EEUU y la detienen en Lanzarote, está reclamada por las autoridades norteamericanas

Imagen de archivo.

La Policía Nacional detiene a una mujer para su extradición, al estar reclamada por EEUU.

La justicia norteamericana, la reclama como autora de un delito de sustracción de menores, al huir del país con su hija menor de dos años.

Residía, junto a su hija y madre, en la isla de Lanzarote.

Agentes de la Policía Nacional, han detenido a una mujer de origen australiano, y reclamada por Estados Unidos de América, al haber huido de este país hace aproximadamente un año con su hija menor, cometiendo así un delito de sustracción de menores.

Las autoridades policiales americanas, a través de la Oficina de Interpol España, informan a la Policía Nacional, que pasado un año aproximadamente desde que se divorciaran de derecho el padre y la madre de la menor, ésta huyó con su hija a través de México y Bogotá (Colombia), a España (Madrid). Informando, igualmente, que la huida junto a su hija, podrían encontrarse ocultas en alguna de las Islas del archipiélago de Canarias.

Realizadas las gestiones pertinentes, agentes de la Policía Nacional, tienen conocimiento y ubican a la fugitiva, su hija y la madre de aquella, en la isla de Lanzarote. Por tal circunstancia se traslada a la mencionada isla con la intención de localizar y detener a la mujer reclamada por EEUU.

En una urbanización de difícil acceso, al ser exclusiva para los residentes en la misma, localizan a las tres mujeres, por lo que establecen un dispositivo a la espera de que sea viable su detención.

En la madrugada del segundo día, los agentes actuantes observan, como la fugitiva en compañía de la niña se dirigen al vehículo de su propiedad, por lo que tras identificarse plenamente e informarle de los hechos que motivaban la intervención policial, fue conducida, junto con su hija, a la Comisaría Local de Arrecife.

La madre quedó detenida y a disposición del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional, y la menor fue protegida trasladándola a un Centro de Protección de Menores de la Isla de Lanzarote.

La  intervención fue realizada por policías nacionales del Grupo de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial, de Santa Cruz de Tenerife.