Gran Canaria insta a la ONU a que haga celebrar el referéndum del Sáhara como única vía para garantizar la paz

Reclama el cumplimiento de los acuerdos internacionales.

Pide también al Gobierno de España que se implique y que aumente la ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados.

El Cabildo de Gran Canaria ha acordado en pleno reclamar al secretario general de la ONU, António Guterres, y al Consejo de Seguridad que haga cumplir las resoluciones para celebrar el referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental, moción que también insta al Gobierno de España y a la UE a trabajar en una solución que prevea la libre determinación como única vía para garantizar la paz en la región.

El acuerdo que el Cabildo hará llegar a las organizaciones internacionales y al Gobierno español tiene lugar con el enfrentamiento bélico iniciado hace dos semanas en el Sáhara Occidental de fondo, si bien la Institución insular señala que el conflicto lleva 45 años enquistado, aunque ahora el futuro del pueblo saharaui se encuentra en su momento más crítico desde la firma de los acuerdos de paz en 1991.

La Institución insular cree que la comunidad internacional tiene en su mano hacer cumplir la legalidad en este territorio sujeto a un proceso de descolonización tutelado por la ONU y con parte del territorio ocupado por Marruecos, si bien subraya que hasta el momento ni el Consejo de Seguridad ni la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso) han sido capaces de poner fin al problema.

Asimismo, el Cabildo insta al Gobierno español a incrementar la acción humanitaria y la cooperación con los campamentos de refugiados para aliviar las extremas condiciones de vida y cubrir sus necesidades, agudizadas por la pandemia.

La crisis bélica entre el ejército de Marruecos y las fuerzas saharauis fue provocada por una incursión de las fuerzas armadas marroquíes para atacar a manifestantes civiles que se expresaban pacíficamente contra la exportación ilegal de bienes y recursos del Sáhara Occidental, concluyó el consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo, Carmelo Ramírez.