«El Gobierno de Canarias tiene en su mano, evitar que JSP y CELGAN caigan en concurso de acreedores»

En la reunión mantenida hoy, en la sede de Gobierno de Canarias en Tenerife, donde han participado la Consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, el viceconsejero de Presidencia Antonio Olivera, y Gustavo Santana, viceconsejero de Empleo, y los presidentes de los Comités de Empresa de CELGAN y JSP.

Los Representantes de los trabajadores, han manifestado la urgencia para que el Gobierno de Canarias, se implique y actué de forma decidida para impedir el cierre del grupo empresarial, máxime cuando ayer todos los grupos Parlamentarios adquirieron el compromiso de apoyar cualquier medida que se tome desde el ejecutivo para salvar y garantizar la actividad de esta empresa y evitar con ello la pérdida del tejido industrial y los puestos de trabajo.

Los responsables del Gobierno han manifestado, que si que están siguiendo muy de cerca, la situación de la empresa y que han facilitado, a la empresa, todo aquello en lo que han podido, para favorecer que salga cuanto antes de su delicada situación, sin embargo desde esta parte entendemos que debe dar un paso más, y liderar en un foro donde participen todos los actores donde se pongan en marcha      todas las medidas que garanticen la continuidad de la empresa, recordemos que el Grupo JSP ha sido durante años, regada con bonificaciones y ayudas, y que por tanto tienen un compromiso social ante el Gobierno de Canarias, que le debe obligar a participar y dar explicaciones de la gestión que se está llevando para la mayor de las industrias lácteas de Canarias, la cual han dejado en una situación deplorable, gestores como KPMG y sus altos cargos y directores.

El Gobierno tiene la capacidad y el apoyo parlamentario para reconducir la situación y velar por que esta industria estratégica para el archipiélago, no se pierda, con la caída en concurso y se produzcan los despidos masivos de trabajadores, por eso desde esta parte instamos a que se dé un paso más y tomen medidas, para impedirlo.