Entrevistas a suboficiales del BHELMA VI (Mando de Canarias) desplegados actualmente en Irak

Sargento primero especialista María Sabina Peña García (40 años)

Aviónica. Auxiliar de Personal

TF TORO/ISPUHEL XIV (AL ASAD, IRAK)

Esta es tu segunda misión en Irak ¿Cómo estás viviendo esta misión?

A pesar de ser mi segunda misión en Irak, se dice que cada una es totalmente distinta y es cierto. Es otra base, son otros compañeros y desempeño una labor distinta, estamos empezando y es pronto para sacar conclusiones, pero estoy segura que será muy enriquecedora en todos los sentidos.

¿Qué labor desempeñas en esta misión?

En esta ocasión mi trabajo consiste en realizar toda la documentación necesaria para el contingente, además me encargo de la entrada y salida del personal español en la base. Así mismo soy la habilitada de la unidad y por tanto, la encargada de todas las compras y liquidación de facturas.

¿Cómo son las condiciones de vida en Al Asad?

Las condiciones de vida son duras sobre todo al principio, hasta que pasa un tiempo y el cuerpo se adapta a la climatología, a la comida y a la vida en sí, de igual formas estamos preparados para asumir cualquier situación.

¿Cómo es el trato con el resto de militares americanos y de otros países?

Las misiones son una forma idónea de ampliar conocimientos técnicos y mejorar el aprendizaje en referencia a los idiomas, los compañeros de otros ejércitos siempre están dispuestos a colaborar y entablar relación con nosotros, lo cual, es muy fructífero para todos los componentes en las diferentes rotaciones.

Suele decirse que la familia también está de misión, ¿Entiende tu familia porque estás en Irak?

Seguramente, el tema de la familia es lo que más nos pesa a todos a la hora de sumergirnos en una misión. Son muchos meses lejos y posiblemente para ellos sea mucho más duro que para nosotros mismos, los verdaderos guerreros están en casa, ya que, se quedan con el peso de las responsabilidades y sin nuestra ayuda allí.

¿Qué tienes pensado hacer cuando vuelvas a Tenerife?

Lo primero y más importante será pasar tiempo con la familia, desconectar un tiempo y recuperar fuerzas para la vuelta al trabajo e intentar organizar algún viaje para seguir mejorando los idiomas.

¿Quieres aprovechar para mandar un saludo a tus familiares en Canarias?

Por supuesto, les mando un fuerte abrazo a mi familia en especial mi madre, que es la que peor vive esta experiencia, y a la familia adquirida, que son mis grandes amistades.


Sargento especialista Edey Navarro García (30 años)

Mecánico de Aeronaves

TF TORO/ISPUHEL XIV (Al Asad, Irak)

¿Qué labor desempeñas en esta misión?

Mi trabajo consiste en efectuar el mantenimiento de los helicópteros HT-27, con el objetivo de mantenerlos operativos en todo momento. Así mismo soy mecánico de vuelo y, junto al resto de las tripulaciones, efectuamos transportes de personal y material de la coalición internacional contra el DAESH.

¿Qué supone para ti esta misión?

Una gran oportunidad de poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en España, así como un orgullo el ayudar al pueblo iraquí a mejorar su seguridad para poder prosperar en paz.

Estáis integrados dentro de una unidad norteamericana, ¿Cómo es el trato con ellos?

Extraordinario. Nos integramos a su manera de trabajar desde el primer día y ellos nos apoyan en todo lo que necesitemos, son gente muy trabajadora y se sienten muy orgullosos de servir a su país. El trabajar con militares de otros países nos enriquece como personas, nos hace ampliar nuestros conocimientos y ver las cosas desde otra perspectiva. Al final de estas misiones haces muy buenas amistades que, gracias a las redes sociales, perduran en el tiempo.

Suele decirse que la familia también está de misión, ¿Cómo llevan ellos esta situación?

La verdad es que para la familia puede hacerse incluso más duro que para nosotros mismos. Al fin y al cabo nosotros nos vamos a un sitio nuevo, pero son ellos los que siguen en el hogar familiar y notan nuestra ausencia, ese vacío que dejamos en casa.

¿Cómo son las condiciones climatológicas en Iraq?

Es muy distinto a cualquier clima que podamos encontrar en España, sobre todo en la temporada estival donde las temperaturas máximas suelen superar los 50 grados. Esto va acompañado de una gran ausencia de humedad, lo que produce que nuestro sudor se evapore rápidamente y tengamos que prestar bastante atención a la hidratación continua.

¿Qué importancia tiene para España y los españoles el trabajo que desarrolláis en Iraq?

La misión de la coalición internacional es fundamentalmente instruir a las tropas iraquíes para que sean ellos los que sean capaces de mantener la seguridad en su país y, en consecuencia, que esa seguridad se extienda al resto del mundo.