El empleo generado en el sector del reciclaje de envases crece en Canarias un 52%

Cuantificar el empleo generado por Ecoembes y analizar la calidad de este han sido los objetivos del estudio que esta organización encargó al Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de CCOO (ISTAS-CCOO), cuyos resultados arrojan significativos avances, tanto a nivel nacional como autonómico.

 El empleo verde, basado en la generación de riqueza a partir de la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente, se ha convertido en un aspecto fundamental para avanzar hacia la necesaria economía circular. Y el reciclaje, como parte fundamental de este ecosistema, se presenta como uno de los grandes motores para lograrlo. Así lo demuestran los datos obtenidos por el estudio de ISTAS-CCOO para Ecoembes, que apuntan que el empleo total en Canarias asociado a la gestión del sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP) de envases de plástico, latas y briks y de papel y cartón -la realizada por Ecoembes-, se estima en 393 personas empleadas de manera directa.

Este y otros muchos datos han sido elaborados para ISTAS-CCOO por el Dr. Antonio Clavero Barranquero, de la Universidad de Málaga, y la empresa Par Tres Egabrense, que ya realizaron un estudio similar en 2013 y que ha servido de comparativa para apreciar el crecimiento de este tipo de empleos. Aplicando pues la misma metodología en esta ocasión y tomando ese estudio previo como referencia, se puede afirmar que se ha producido un crecimiento del empleo de este sector en Canarias de un 52,3% desde que se realizó por primera vez el estudio en 2013 –cuando se estimaban los empleos en la región en 258-, hasta los últimos datos recogidos, que corresponden a 2017.

Asimismo, el estudio desglosa también la cantidad de empleos asociados a cada una de las actividades relacionadas al SCRAP. En este sentido, Canarias destaca por tener un significativo número de empleos relacionados con la recogida municipal de envases domésticos de plástico, latas y briks (contenedor amarillo), y de papel y cartón (contenedor azul), alcanzando un total de 132 empleos dentro de los 393 en total de la comunidad autónoma en 2017. En cuanto a la parte de transporte y selección de residuos, hallamos en Canarias un total de 178 empleos directos, seguido por las 58 personas empleadas en instalaciones recicladoras homologadas, 12 encargadas de la recogidas y tratamiento de envases procedentes de lugares fuera de los hogares y otras 13 dedicadas a puestos relacionados con la Administración.

“El significativo aumento de las actividades relacionadas al SCRAP en Canarias, evidencia el gran peso que el empleo verde tiene en la región y refleja su contribución para avanzar hacia la consecución de una economía más sostenible. Sin duda, se trata de una comunidad comprometida con la creación de empleo más verde, de calidad e inclusivo”, declara Alberto Fernández , gerente de Ecoembes en Canarias.

Los datos de Canarias han contribuido al cómputo global de empleos directos del sector generados a nivel nacional. Una cifra que se sitúa en 10.143 personas empleadas en toda España y que ha experimentado un crecimiento de un 18,9% en los últimos cuatros años que analiza el estudio. En este mismo período, el aumento del volumen de ocupados en la economía española -según los datos de la Encuesta de Población Activa- fue del 9,8%, lo que evidencia una capacidad de generación de empleo en el sector.

Asimismo, un aspecto importante que se desprende del análisis cuantitativo llevado a cabo es la distribución y el impacto del empleo directo en todo el territorio del Estado y en cada una de sus comunidades, ayudando a la vertebración social y económica de regiones del país con especiales dificultades para desarrollar y generar empleo. Hay que destacar también que la actividad desarrollada por Ecoembes representa el 6,5% del valor añadido bruto y el 16,9% del empleo generado en la Economía Verde de España, por lo que debe ser considerado como uno de los principales nichos de creación de los llamados “empleos verdes”.

La calidad del empleo generado, objetivo principal del estudio

Por otro lado, para ISTAS-CCOO, el interés principal de este estudio era no solo cuantificar el empleo asociado al SCRAP, sino analizar la calidad del mismo. Pese a que la calidad del empleo presenta ciertas diferencias entre el sector de los residuos urbanos y el sector de la recuperación y el reciclado, este último está inmerso en un proceso de transformación, mostrando diferentes condiciones laborales según nos encontremos ante una entidad más profesionalizada o ante otra que cuenta con una estructura tradicional. En todo caso, los nuevos objetivos, fijados por normativa europea, sobre la incorporación de un porcentaje mínimo de material reciclado en nuevos envases están impulsando la modernización definitiva del sector de la recuperación y reciclado, lo que tendrá efectos positivos sobre la calidad del empleo.

En general, se puede establecer que tanto la percepción laboral de las trabajadoras y trabajadores como las condiciones de trabajo están mejorando ostensiblemente en muchos aspectos, especialmente en el sector de residuos urbanos, donde se aprecia una clara mejora en indicadores como la estabilidad laboral y la baja rotación del empleo. ISTAS-CCOO considera fundamental que las condiciones laborales en los pliegos de licitación pública establezcan un marco de garantías laborales mayor. Eso tendrá sin duda un impacto importante en el conjunto del sector dado que buena parte del empleo asociado al SCRAP se encuentra bajo este sector de Residuos Urbanos.