Covián se suma a ACNUR para facilitar a los refugiados el acceso al agua

Campaña Agua Covirán Agua solidaria.

A través de esta acción, 7.500 refugiados tendrán agua durante tres meses.

Desde hoy, martes 4 de julio, y durante dos meses, los supermercados Covirán realizan una acción solidaria a beneficio de los refugiados en colaboración con el Comité español de ACNUR.

La botella de agua de la marca Covirán de 1,5 litros se vuelve así más solidaria, con un mensaje destinado a contribuir al trabajo de ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados, y una campaña que pretende concienciar sobre la importancia de un bien como el agua para la supervivencia de miles de personas obligadas a huir de la violencia y la persecución.

Socios, empleados y clientes, recibirán información directa de esta acción, que contará con una página específica en la web de Coviran (www.coviran.es/tubotellasolidaria). De esta forma, la cooperativa pretende aumentar la sensibilidad y el apoyo de la sociedad hacia las más de 65 millones de personas que actualmente se encuentran refugiadas o desplazadas en el mundo.

En los principios básicos de Covirán, como empresa de economía social, está el compromiso por la mejora social del entorno donde desarrolla su actividad, la promoción de la salud y unos hábitos de vida saludables, una contribución a una mejor calidad de vida e integración social de distintos colectivos en riesgo de exclusión así como el cuidado de la infancia y del medio ambiente, entre otros. Con esta acción, la cooperativa quiere aportar valor a la sociedad más allá de los territorios donde desarrolla su actividad.

Además, Covirán alinea así su acción social con la Agenda de Desarrollo Sostenible adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, uno de cuyos objetivos es garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, trabaja para proteger y asistir a las personas obligadas a huir de la guerra, la violencia o la violación de derechos humanos. En situaciones de emergencia humanitaria, como actualmente ocurre en lugares como Sudán del Sur o la República Centroafricana, el objetivo es garantizar la supervivencia de quienes buscan la seguridad en un campo de refugiados con un mínimo de 7 litros de agua por persona y día, alcanzar los 15 litros en poco tiempo para poder llevar una vida digna, y conseguir al menos 20 litros por persona en momentos más estables. Junto a ello, la agencia humanitaria trabaja para facilitar unas condiciones adecuadas de saneamiento y entornos saludables que minimicen el riesgo de contraer enfermedades.

Actualmente hay cerca de 13 millones de personas refugiadas asistidas por ACNUR, una cifra que no tiene precedentes en la historia reciente y detrás de la cual hay otras tantas historias de sufrimiento, miedo, coraje y lucha por la supervivencia. Además, ACNUR protege a 36,6 millones de personas se encuentran desplazadas por la violencia en el interior de sus países. Covirán ha querido aportar su grano de arena y contribuir a que una parte de ellos accedan a un recurso tan preciado como es el agua.

 

Comentarios cerrados.