Comienzan a funcionar las dos primeras Unidades de Atención Temprana de Canarias

Están ubicadas en ambas islas capitalinas y disponen de un equipo de profesionales multidisciplinar, de las Consejerías de Sanidad, Educación y de Derechos Sociales.

Desde principios de mes, 36 niños y niñas de hasta seis años de edad han empezado a recibir terapias especializadas por presentar problemas en su desarrollo.

Las dos primeras Unidades de Atención Temprana de Canarias, puestas en marcha en coordinación entre las Consejerías de Sanidad, Educación y de Derechos Sociales, iniciaron su funcionamiento en Gran Canaria y Tenerife el día 1 de julio y han citado ya a los primeros 36 pacientes, niños y niñas de hasta seis años de edad que precisan de intervención especializada por presentar algún tipo de trastorno en su desarrollo.

La puesta en marcha de estas unidades se ha realizado en cumplimiento de la Ley 12/2019, de 25 de abril, por la que se regula la Atención Temprana en Canarias, y del compromiso adquirido por el Gobierno de Canarias al inicio de la presente legislatura para dotar a las Islas de una red de 11 unidades en las que atender a la población infantil con problemas en su desarrollo o con riesgo de padecerlos, tal y como informó hoy en sede parlamentaria el consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

Las primeras unidades están ubicadas en el Hospital Juan Carlos I, en Las Palmas de Gran Canarias, y en el Hospital de Día Infanto-Juvenil, en Santa Cruz de Tenerife, a las que se ha dotado de profesionales terapia ocupacional, psicología, orientación escolar y logopedia.

La atención temprana abarca un conjunto de intervenciones dirigidas a la población con edades comprendidas entre los cero y seis años, a la familia y al entorno con el objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades y trastornos que presentan en su desarrollo.

Los trámites para la puesta en marcha de estas primeras unidades en ambas islas capitalinas, en las que se concentra el mayor volumen de población infantil, se iniciaron en el último trimestre de 2019.

Si bien la recepción de pacientes estaba prevista para el mes de marzo, la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19 no lo hizo posible, período que los profesionales dedicaron a labores de organización y coordinación del trabajo a realizar, sí como a la conformación de los listados de pacientes.

Tras el inicio de la «nueva normalidad», se fijo el 1 de julio para poner en marcha la actividad asistencial, fecha desde la que se ha citado a 36 niñas y niños siguiendo criterios de edad y gravedad clínica de las islas de Gran Canaria (18) y Tenerife (18). Asimismo, se ha iniciado la derivación a estas unidades de pacientes nuevos desde pediatría de Atención Primaria y de los servicios hospitalarios.

Plan en tramitación administrativa

Respecto al Plan de Atención Temprana, el consejero de Sanidad informó durante su intervención parlamentaria que está en fase administrativa para su aprobación y recoge, entre otros aspectos, la constitución y puesta en marcha de forma progresiva de un total de 11 Unidades de Atención Temprana en Canarias, de las que 4 estarán ubicadas en ambas islas capitalinas (de las que dos han entrado en funcionamiento este mes) y las 5 restantes en las islas no capitalinas.

Los profesionales previstos de contratar a lo largo de la implantación del Plan por parte de la Consejería de Sanidad para el funcionamiento de estas unidades consta de 1 médico rehabilitador, 9 psicólogos clínicos, 3 foniatras, 17 fisioterapeutas, 18 logopedas, 12 terapeutas ocupacionales, 8 auxiliares de enfermería y 6 auxiliares administrativos.