Cerca de 4.000 personas en Canarias reciben apoyo del Plan de Empleo de Cruz Roja

El 61,5% de este total son mujeres.

La situación socioeconómica tras la pandemia ha incrementado el desempleo y acentuado la desigualdad dentro del mercado laboral, afectando en mayor medida a las personas más vulnerables: como jóvenes con baja cualificación, mujeres alejadas del mercado laboral, personas desempleadas mayores de 45 años, familias con todos sus miembros en paro o personas migrantes y refugiadas.

En 2020, el desempleo en España se ha situado en el 16,13% y ha subido 4 puntos frente a 2019, afectando más a las mujeres (18,33%) que a los hombres (14,17%). Además, cuatro de cada diez personas jóvenes se encuentran en situación de desempleo: la tasa de paro juvenil en España es la mayor de la Unión Europea (40,13%) y ha sufrido un incremento de un 17% frente a 2019. Pero también hay que destacar que el 25% de las personas desempleadas tiene más de 50 años.

Asimismo, las personas extranjeras con permiso de trabajo están siendo de los colectivos más afectados, con una tasa de desempleo en un 26,58%, 10 puntos más que el de la población general (16,13%).

El Plan de Empleo para colectivos vulnerables de Cruz Roja Española contribuye a que las personas tengan derecho al trabajo como se promueve en la Agenda 2030 en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en concreto el 8 y el 5.

“A través de los diferentes proyectos que tenemos en marcha dentro de este plan tratamos de acercar al mercado laboral a las personas que lo tienen más difícil, contribuyendo a que puedan acceder a un puesto de trabajo que les garantice unos medios de vida sostenibles para ellas mismas y sus familias como derecho fundamental”. Explica Elena Marco, coordinadora provincial y directora provincial del Plan de Empleo de Cruz Roja en la provincia de S/C de Tenerife.

“Para ello, trabajamos para reforzar las competencias más demandadas en el mercado de acuerdo al perfil profesional, y para mejorar su empleabilidad, a través de la formación, trabajando la motivación y empoderamiento, y el acompañamiento personalizado en la búsqueda de empleo, promoviendo la igualdad de oportunidades”. Añade Marco.

El Plan de Empleo de Cruz Roja se ha tenido que adaptar al contexto de crisis por la pandemia, mediante la transformación digital y semipresencial de sus actividades y su metodología de intervención, para seguir apoyando en el empleo a las personas vulnerables, reforzando e intensificando su intervención a todos los niveles: orientación laboral, formación en competencias estratégicas y técnicas, mediación con el mercado laboral y seguimiento a la búsqueda de empleo.

En palabras de Elena Marco. “Si algo tengo que destacar es nuestra experiencia y capacidad para adaptarnos, y promover oportunidades en un mercado laboral cada vez más digitalizado y cambiante, especialmente a raíz de la pandemia. Ha sido imprescindible ser más digitales para llegar más lejos en este contexto de pandemia”.

La mejora del acceso al empleo y la lucha frente a la brecha digital son dos de los principales retos del Plan Cruz Roja RESPONDE en 2021. La Institución trabaja para disminuir la brecha digital que afecta a muchas personas en dificultad social, en especial a las mujeres. Una brecha que tiene que ver con la falta de dispositivos electrónicos, la no disponibilidad de datos en sus teléfonos móviles o una escasa habilidad de manejo de los dispositivos, entre otros.

Desde el inicio de la pandemia, un total de 3.844 personas (un 61,5% mujeres) han participado en los 27 proyectos con los que cuenta el Plan de Empleo de Cruz Roja en Canarias.

Más de 814 personas han accedido a un empleo de la mano de Cruz Roja. “Cada una de ellas ha logrado una oportunidad laboral en forma de acercamiento al mercado de trabajo, en algunos casos por primera vez, en otras la reincorporación, cambiando sus vidas para siempre”. Explica Marco.

Alianzas que cambian vidas

Un total de 476 empresas han colaborado con el Plan de Empleo de Cruz Roja en Canarias a través de 1.784 alianzas de colaboración, mediante la gestión de ofertas de empleo, la realización de prácticas o el conocimiento de nuevos sectores en un mercado laboral cada vez más digitalizado y cambiante, centrando esfuerzos en sectores esenciales que han creado empleo durante la pandemia (como el comercio, la limpieza, los servicios y los cuidados).

Miguel Ángel Santana, responsable provincial del Plan de Empleo de Cruz Roja Las Palmas, resalta que “el compromiso del tejido empresarial es de vital importancia ya que su contribución favorece el que las personas que más difícil tienen la inserción al mundo laboral puedan mejorar sus competencias y, con ello, tener mayor posibilidad para la búsqueda de empleo. El incremento de sus colaboraciones a través de distintas alianzas redunda muy favorablemente en la mejora de la empleabilidad de nuestros/as participantes”.

En España, Cruz Roja cuenta con más de 250.000 personas voluntarias y más de 1.400 puntos de atención en todo el territorio, que permiten atender anualmente a más de 4 millones de personas a nivel nacional, de las que más de 1,7 millones son atendidas desde programas sociales. Con el apoyo de +1.360.000 socios, empresas y aliados. Cruz Roja representa el mayor movimiento humanitario, ciudadano e independiente del mundo que lleva 156 años colaborando con entidades públicas y privadas para que la humanidad y la dignidad llegue a todas las personas en cualquier lugar y en todo momento y circunstancias. Desde el comienzo de la crisis del COVID-19, Cruz Roja está actuando en todos los países del mundo afectados, representando la mayor movilización de recursos, capacidades y personas en su historia en favor de las personas más vulnerables y la población general.

Cruz Roja Española pertenece al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Medialuna Roja presente en 192 países. Actuando siempre bajo sus siete Principios Fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.