CCOO: «La dirección del HUC agradece el esfuerzo de sus trabajadores en esta crisis, recortando sus nóminas»

No es para menos. Los que trabajamos aquí sabemos del esfuerzo diario de los compañeros. Sabemos de la angustia de atender pacientes infectados sin equipos de protección adecuados. Sabemos del miedo a llevar con nosotros al asesino invisible a nuestras casas. Sabemos de doblar turnos, de la anulación de permisos y vacaciones. Es nuestro trabajo, y es lo que se espera de nosotros. Y no he visto a mis compañeros dar la espalda a esa responsabilidad. Todo lo contrario. Con todo el miedo y la angustia, en condiciones de altísimo riesgo y con los escasos medios de que disponen, pero sin dar nunca un paso atrás.

Ciudadanos en los balcones y ventanas, todas las tardes, aplaudiendo. Caravanas de Policía con luces y sirenas, desfilando ante las puertas del HUC para agradecer el esfuerzo de sus profesionales. Declaraciones de reconocimiento en prensa, radio y televisión. Y la Dirección del HUC no ha querido ser menos. Por eso, ha suprimido de la nómina de abril el pago de las variables (noches, festivos o domingos trabajados). A todos sus trabajadores.

¿Explicación? Que al haber suprimido el control de presencia física (el fichaje, para entendernos) como medida de seguridad ante el peligro de contagio, y haber sustituido este control por el control directo de los mandos intermedios, no han podido comprobar las noches, festivos o domingos realmente trabajados por la plantilla.

Conviene aclarar aquí que en TODOS los hospitales y Áreas de Salud del Servicio Canario de Salud se pagan puntualmente esos conceptos variables, también este mes, y ninguno tiene ese control de presencia. Y lo hacen con mucho menos personal del que dispone el HUC para la misma tarea. No hay otra explicación que no sea la incompetencia y la desidia.

Ningún trabajador de este hospital ha dado la espalda a sus responsabilidades en esta crisis. No se ha escudado ninguno en la falta de medios para dejar de estar en primera línea, cumpliendo con su trabajo, aún a riesgo de su salud. Y exigimos a los directivos el mismo nivel de esfuerzo y compromiso. Los trabajadores del HUC no se merecen este trato.