Canarias se suma a las protestas por la Ley Celaá

La convocatoria, que tuvo una alta participación, concluyó con la lectura de un Manifiesto.

Este domingo a las 10.00 horas comenzaba en Santa Cruz de Tenerife y a las 11.00 en Las Palmas de Gran Canaria los actos de protesta convocados por la Plataforma Más Plurales en todo el ámbito nacional contra la Ley Orgánica de la Mejora de la Educación (LOMLOE), más conocida como Ley Celaá, actualmente en trámite parlamentario. Caravanas de coches arrancaban la manifestación, que se prolongó aproximadamente hasta las 12:00 horas, en el parking del Parque Marítimo de Santa Cruz de Tenerife y hasta las 13:00 horas en El Sebadal en Las Palmas de Gran Canaria, desde donde iniciaron un recorrido circular por varias calles que concluyó con la lectura de un Manifiesto en el mismo punto de partida. Las protestas fueron secundadas por entidades y colectivos ciudadanos de docentes, familias, alumnos y titulares de centros educativos, que solicitaron la protección y continuidad de la pluralidad democrática de nuestro sistema educativo actual.

En el escrito que se leyó al término de la manifestación se rechazó “que se limite y recorte la libertad de enseñanza”, en defensa de la pluralidad de la escuela y de “la complementariedad de las redes pública y privada concertada”. La plataforma acusa a la autoridades educativas de querer imponer “la distribución del alumnado” y una planificación arbitraria de la oferta educativa “sin tener en cuenta las necesidades reales de escolarización manifestadas por las familias”.

Asimismo, en el Manifiesto se acusó a la Ley Celaá de promover un “modelo de inclusión radical que conduce a los actuales centros de educación especial a su progresiva desaparición” y se solicitó al Gobierno de España “una dotación suficiente de recursos para atender a los alumnos con discapacidad tanto en los centros ordinarios como en los colegios de educación especial y que los padres puedan elegir el que consideren mejor para sus hijos”.

Igualmente, se exigieron “mejoras reales para el personal docente y no docente de los centros educativos”, se reclamó al Estado una financiación adecuada “de los centros educativos públicos y concertados para garantizar la gratuidad real de ambos” y se denunció “la imposición de una ideología laicista impropia de un Estado no confesional”. Además, en el Manifiesto se solicitó a los grupos políticos que no aprueben la LOMLOE en el Senado y que abran un debate “profundo y serio” para dotar al sistema educativo de estabilidad.

La Plataforma Más Plurales, que aglutina a 49 colegios de la enseñanza concertada y privada en Canarias, donde representa el 21% de la educación, avanzó que si finalmente se aprueba la Ley Celaá pedirá a los partidos políticos que interpongan recursos de inconstitucionalidad y que presionará a las Comunidades Autónomas para disminuir al máximo los efectos de la aplicación de esta norma.