Canarias | Los Sindicatos preparan la movilización unitaria del próximo 13 de noviembre

Los sindicatos firmantes de la Resolución Sindical Unitaria del pasado 20 de Octubre preparamos las Movilizaciones convocadas en las islas de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, La Gomera y Tenerife para el próximo 13 de Noviembre, bajo el lema de que “esta vez no pagaremos la crisis la clase trabajadora”, solicitar al Gobierno la realización de test a los pasajeros/as en los puertos y aeropuertos de Canarias, la derogación inmediata de la Reforma Laboral de 2012 para evitar que la crisis la pague la clase trabajadora con despidos y pérdida de derechos y que durante la vigencia de los ERTES de Fuerza Mayor en las empresas ni un solo trabajador/a se quede ni un solo mes de percibir su prestación del SEPE, y que las plantillas de las empresas en la apertura y recuperación de la actividad se ajusten a las necesidades del servicio con ritmos de trabajo y medidas de prevención que no pongan en riesgo la seguridad y salud laboral de sus trabajadores/as.

Las Movilizaciones consistirán en Caravanas de Coches en las islas de Lanzarote, Fuerteventura, La Palma y Gran Canaria, Manifestación en Playa de las Américas en el sur de Tenerife, y Concentración frente a la Delegación Insular del Gobierno en la isla de La Gomera, Movilizaciones que ya han sido comunicadas a la Delegación del Gobierno y a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

En el ámbito de la “hoja de ruta” acordada por los sindicatos convocantes el próximo miércoles 4 de Noviembre se celebrará una Asamblea por Zoom de los sindicatos convocantes con sus Delegados/as, Comités de empresa y Secciones Sindicales con objeto de trasladar el mensaje de las reivindicaciones objeto de la Movilización para su traslado al personal de sus empresas y que haya la máxima participación del conjunto de la clase trabajadora de las islas.

Las actuales noticias sanitarias en Europa vuelven a paralizar el sector turístico, del que depende la economía de Canarias y ocho de cada diez puestos de trabajo, y nos preocupa la salida de la crisis cuando el conjunto de los/as trabajadores/as salgan de la “protección al empleo” de los sucesivos Decretos vinculados a los ERTES de Fuerza Mayor ya que, sin una inmediata derogación de la Reforma Laboral del PP de 2012, que, ante la situación económica de las empresas derivada de la crisis sanitaria y económica que nos azota, pone en “bandeja” a las empresas la destrucción de empleo a través de despidos objetivos a 20 días por año con un máximo de doce mensualidades, que permitiría a las empresas “limpiar” sus plantillas de personal de avanzada edad y mucha antigüedad a “precio de saldo”, así como el “descuelgue” en la aplicación de los Convenios Sectoriales, con la pérdida de los derechos conseguidos en años de negociación y lucha sindical.

La no derogación de la citada Reforma Laboral tiraría el esfuerzo económico del Gobierno en la “nacionalización” de los salarios del sector turístico, desde el estado de alarma del pasado 14 de marzo y hasta el próximo 31 de Enero, con objeto de suspender los contratos de trabajo y establecer las correspondientes prestaciones por desempleo y bonificaciones en la cotización a la seguridad social para las empresas con el objetivo de proteger el empleo en el sector turístico en Canarias, en donde cerca del 90% de los/as trabajadores/as de sector alojativo se mantienen en los ERTES de Fuerza Mayor de sus empresas, esperando la recuperación del sector e inicio de la actividad, que, sin duda, con las noticias de los últimos días, tendrá que esperar como mínimo a la primavera que esperamos por fin llegue la ansiada vacuna que nos permita a todos/as ir olvidando esta pesadilla que vivimos.

Despidos y Precariedad Laboral es el futuro que nos espera si no respondemos con rapidez, coordinación,  unidad sindical y firmeza, no podemos permitir que una vez más la actual crisis la paguemos los de siempre,  la clase trabajadora,  y por ello debemos exigir al Gobierno de España que de una vez actúe cumpliendo con su compromiso con los ciudadanos,  pase de una vez de las palabras a los hechos, y derogue de forma inmediata la Reforma Laboral del Partido Popular de 2012 empezando por una nueva regulación del despido objetivo que sirva para salvar empresas, y con ello puestos de trabajo, y siempre con acuerdo con la representación sindical para el oportuno control y verificación, y no para aprovecharse de la crisis para despedir simplemente para mejorar sus resultados económicos; desaparezca la limitación anual de la ultraactividad de los convenios colectivos, que evite que millones de trabajadores/as pierdan sus derechos; desaparezca de forma inmediata la prioridad aplicativo del convenio de empresa sobre el convenio sectorial, que impida que las empresas puedan imponer condiciones laborales y salariales inferiores a las reguladas en el convenio sectorial; y se produzca una regulación de la subcontratación que obligue a las empresas de servicios a la aplicación del convenio sectorial en el que presten servicios su personal subcontratado.