Ashotel pide que se autorice a hospitales privados y mutuas vacunar a las plantillas de trabajadores del sector alojativo

La patronal hotelera considera que el complicado escenario de contagios, especialmente en Tenerife, exige proteger a los empleados y turistas ante el inicio de los meses de verano.

Jorge Marichal: “No podemos continuar así; Canarias y el sector turístico no pueden permitirse otro verano en blanco”.

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, solicita al Gobierno de Canarias que autorice a las mutuas laborales y a los hospitales privados a iniciar cuanto antes el proceso de vacunación de las plantillas de trabajadores y trabajadoras del sector alojativo en Canarias, dado el complicado escenario de contagios, especialmente en Tenerife, que aboca al Archipiélago a un segundo verano de crisis, con la posibilidad de que el virus pueda expandirse con la apertura de mercados emisores estos meses de verano si no se ataja a tiempo.

En ese sentido, la patronal hotelera tinerfeña ha mantenido hoy conversaciones con responsables de las empresas sanitarias privadas Hospiten, los dos hospitales de Quirónsalud en Tenerife y las mutuas de accidentes laborales Asepeyo y MAC, entre otras que puedan sumarse en adelante, para trasladarles esta iniciativa de urgencia, que ha recibido el visto bueno en caso de autorizarlo finalmente el Gobierno, que es el objetivo.

Existe, además, un convenio firmado por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias con la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT), que no se ha puesto en marcha aún, para la vacunación de colectivos profesionales concretos en las Islas. Asimismo, existen también convenios con los centros hospitalarios privados de las Islas para este fin, como ha sido la vacunación de farmacéuticos y odontólogos, entre otros colectivos profesionales, o la de los mutualistas de Muface, con lo que la percha jurídica para llevar a cabo este procedimiento solicitado es sólida.

“Tenemos clarísimo que, si queremos aprovechar la temporada de verano, si queremos trabajar en cierta medida en el ámbito turístico en estas Islas, tenemos que cambiar el mecanismo: debemos exigir al Gobierno de Canarias que considere al sector turístico como un sector prioritario en el proceso de vacunación”, apunta Jorge Marichal, presidente de Ashotel, quien añade que “Canarias como comunidad autónoma no puede permitirse otro verano en blanco”.

“En un principio entendimos que había otros colectivos prioritarios y que debía imperar el criterio de la edad a la hora de la vacunación; ahora el problema no es ese, hay vacunas suficientes y existe la capacidad de vacunar, por lo que hemos hablado con varias mutuas y hospitales privados con este fin y están dispuestas a colaborar”, añade Marichal, quien apunta que estas organizaciones cuentan ahora mismo con recursos ociosos para llevar a cabo la vacunación de las plantillas del sector alojativo de Canarias.

De esta forma, Canarias se aseguraría, por un lado, que los turistas que empiecen a llegar en esta temporada de verano lo hagan vacunados o con una PDIA negativa, pero también que el personal que los atiende tenga la seguridad de esa protección de la vacuna frente al virus. “Es la única forma que tenemos de poder tener un verano con ciertas garantías de seguridad en las Islas”, apunta el presidente de Ashotel.

Actualmente, son los establecimientos hoteleros y extrahoteleros los que ejercen un verdadero filtro ante la enfermedad en la entrada de turistas, puesto que los controles en los aeropuertos siguen siendo aleatorios. Por eso, Ashotel insiste en que Sanidad Exterior tiene que reforzar esos controles en los principales puntos de acceso al Archipiélago.