Amancio Ortega dona a Canarias un equipo de Protonterapia para el tratamiento del cáncer

La Consejería de Sanidad recibe una donación de 28 millones de euros para incorporar a su cartera de servicios esta técnica innovadora para el tratamiento del cáncer pediátrico y de adulto.

Se trata de una apuesta de futuro, que posicionará a España y a Canarias en el uso de la protonterapia al mismo nivel que Alemania, referente europeo en el uso de esta tecnología.

Este tratamiento, de gran precisión y menor toxicidad, permite tratar exclusivamente la zona tumoral sin irradiar el tejido sano circundante y, por tanto, no produce efectos adversos.

Está especialmente indicada para el tratamiento de tumores de difícil acceso o cercanos a órganos de riesgo y en España sólo hay dos equipos en centros sanitarios privados.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias es una de las beneficiarias del convenio suscrito ayer, en Moncloa, entre el Ministerio de Sanidad y la Fundación Amancio Ortega Gaona con las siete comunidades autónomas que dispondrán de equipos de radioterapia de protones para el tratamiento de determinados tipos de cáncer. En total, la Fundación Amancio Ortega donará 10 equipos de Protonterapia a siete CCAA y Canarias contará con uno de ellos.

Mediante el convenio suscrito ayer, el Servicio Canario de la Salud dispondrá, a través de la donación de 28 millones de euros por parte de la Fundación Amancio Ortega Baona de un equipo de Protonterapia que estará ubicado en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro de referencia provincial para el tratamiento de Oncología Radioterápica en Canarias y regional para la Protonterapia, una vez el nuevo equipamiento esté en funcionamiento. La Protonterapia es una tecnología de última generación que actualmente sólo está disponible en dos centros privados de España.

CCAA beneficiarias de la donación

Canarias es una de las siete CCAA que se beneficiará de esta donación, lo que supone que los pacientes de las islas no tendrán que trasladarse a otra Comunidad Autónoma para recibir el tratamiento, con lo que ello supone por la lejanía respecto a los centros de referencia de la Península y el tiempo que dura cualquier tratamiento de este tipo.

Las otras CCAA que contarán con este equipamiento radioterápico son Andalucía, Madrid, Cataluña, Valencia, Galicia y País Vasco. Para la ubicación de las unidades de protonterapia se ha tenido en cuenta la distribución geográfica y el tamaño de la población, así como la accesibilidad a dichas unidades.

Tumores indicados

Según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica, se estima que aproximadamente un 2-3% de pacientes diagnosticados con cáncer son candidatos indiscutibles para recibir protonterapia. Puede estar indicado para pacientes con tumores pediátricos, o de adultos ubicados próximos a la base del cráneo, metastásicos en médula espinal/columna, y oculares, entre otros para los que la radioterapia convencional no es efectiva.

La incorporación de este nuevo equipo mejorará la accesibilidad de los pacientes al tratamiento, tanto a corto como a medio plazo, con las indicaciones estrictas actuales así como con las que se vayan consensuando en base a la evidencia científica y facilitará la investigación clínica y de desarrollo tecnológico. Se trata de una apuesta de futuro, que posicionará a España y a Canarias en el uso de la protonterapia al mismo nivel que Alemania, referente europeo en el uso de esta tecnología.

Coordinación

El Ministerio de Sanidad, que coordinará el proceso de la puesta en marcha y el desarrollo de la implantación de la protonterapia con las comunidades autónomas implicadas, adquirirá los equipos de protonterapia en colaboración con las consejerías de Sanidad correspondientes.

En virtud del convenio, la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias se compromete a asumir la inversión necesaria para la instalación y puesta en funcionamiento de la Protonterapia, poner a disposición los recursos humanos necesarios para su puesta en funcionamiento, realizar del plan de formación que requiera el personal implicado, clínicos y radiofísicos; así como, asumir los pacientes que les corresponda atender como servicio de salud, entre otros requisitos.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram