Adeje | El CEST celebra que la desescalada del ocio nocturno se deje en manos del Gobierno de Canarias

Roberto Ucelay traslada al presidente Ángel Víctor Torres, “la absoluta disponibilidad para colaborar en el diseño de la mejor estrategia que permita la vuelta a la actividad”.

El CEST propone una reapertura progresiva y valiente para combatir la oferta de ocio nocturno ilegal, que incluya la implementación de los test previos para poder reabrir durante más horas.

El Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST), que está integrado en la patronal de ocio nocturno a nivel nacional, Spain Nightlife, celebra que el Consejo Interterritorial no haya discriminado a este sector y haya decidido dejar en manos de las comunidades autónomas, como Canarias, su desescalada.

El presidente del CEST y miembro de la junta directiva de Spain Nightlife, Roberto Ucelay, recuerda que esta decisión coincide con la petición realizada desde el sector de que sean los gobiernos autonómicos quienes, en función de los indicadores y condicionantes de cada región, acuerden los pasos a seguir para retomar la actividad.

En este sentido, Roberto Ucelay anuncia que el CEST pedirá al Gobierno de Canarias que realice una desescalada “eficiente, segura y rentable”, de manera que el empresario pueda decidir en qué fase decide abrir para no perder la protección en alquileres y ERTE.

Roberto Ucelay traslada al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, “la absoluta disponibilidad para colaborar en el diseño de la mejor estrategia que permita la vuelta a la actividad. “Desde el CEST, y en concreto desde la Asociación de Restauración y Ocio del Sur de Tenerife (Asocio), tenemos mucho conocimiento de la realidad que se está viviendo sobre el terreno y mucho que aportar en las soluciones”, señala.

“Apostamos por un sistema de reapertura progresiva y valiente para combatir la oferta de ocio nocturno ilegal, además de que, si las condiciones no son rentables, quede bajo la decisión del empresario retrasar la apertura”, añade y explica que en las resoluciones de reapertura deben establecerse cláusulas que no fuercen a reabrir hasta que sea rentable.

En este contexto, el presidente del CEST hace hincapié en la necesidad de que los locales de ocio nocturno puedan reabrir en unas mínimas condiciones rentables, “pues después de casi 15 meses de cierre muchos no se pueden permitir reabrir a pérdidas y desnaturalizándose su licencia”.

En caso de que se permita que sea el empresario quien decida cuándo abrir, no se bloquearán, por ejemplo,  los acuerdos pactados entre arrendadores y arrendatarios sobre el pago de la renta de los locales, o bien obtenidos judicialmente, que, de otra forma, podrían verse alterados al llevar a no facturar lo suficiente como para pagar el alquiler mensual de las salas.

Por último, el sector apuesta por la implementación de los test previos para poder reabrir durante más horas y con pista de baile. Esto redundará en beneficio de la sanidad pública global, ya que, además de reducir la oferta ilegal, muchas personas jóvenes que nunca se harían un test se lo van a hacer para poder acceder a su local preferido.