El 52,7% de los empresarios canarios no espera mejorar su situación en los próximos meses

El Índice de Confianza empresarial refleja que Canarias avanza levemente con un 3,5%, el cuarto más bajo de las Comunidades Autónomas.

El Índice de Confianza Empresarial (ICE) refleja que, en este segundo trimestre, Canarias avanza lentamente con un 3,5%, el cuarto incremento más bajo del conjunto de Comunidades Autónomas. Asimismo, el 52,7% de los empresarios canarios no espera que mejore su situación en los próximos meses. Esta es una de las conclusiones que se extrae del ICE, que en el día de hoy presentaron el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, y la directora general de la institución, Lola Pérez. Ambos recalcan la importancia de continuar con las ayudas a empresas, esenciales para afrontar la situación económica actual. Entre ellas destacan la prórroga de los ERTE hasta finales de año, mantener las ayudas directas a los negocios para cubrir gastos fijos o deudas, así como las medidas de liquidez como los ICO.

Sesé recalcó que tras un año desde que se declarase el estado de alarma por el impacto del COVID-19, “los resultados empresariales han mejorado tímidamente para algunas empresas, pero no quiere decir que la situación sea mejor”. Asimismo, mencionó que todas las esperanzas están contenidas, pendientes como vaya la vacunación para conseguir lo antes posible el 70% de personas vacunadas, ya que “llevamos un año con resultados empresariales negativos que no acaban de mejorar”.

Por otro lado, Lola Pérez destacó que normalmente este indicador va mostrando cómo se va a comportar la economía en los próximos meses, todo esto en base a los resultados de las empresas y que, aunque los datos han mejorado levemente, “estamos comparándonos con situaciones de mucha caída de actividad, incluso de parálisis”. Se ha pasado de un 95% de empresarios que decían que su situación iba a empeorar, a un 77% pero “sigue siendo el porcentaje más elevado del conjunto de los sectores productivos”

Expectativas y situación de los empresarios

La opinión de los empresarios sigue siendo negativa, pero mejor respecto al año pasado, cuando se declaraba el Estado de Alarma. La mejora es de 36 puntos pues en el mes de abril de 2020 las expectativas empresariales llegaron a retroceder 80 puntos.

Un 52,7% de los empresarios piensa que la marcha de su negocio será negativa entre abril y junio de este año, el 38,1% opina que mantendrá sus resultados estables, mientras que el 9,2% restante cree que mejorará su actividad respecto al primer trimestre.

Atendiendo al balance de situación del primer trimestre, se mantiene por tercer trimestre consecutivo en los -49 puntos, con lo que se mantiene la misma negatividad de los dos trimestres anteriores. El 6,8% de los gestores de establecimientos empresariales ha tenido una opinión favorable sobre la marcha de su negocio en el primer trimestre de 2021. Por su parte, el 55,6% ha opinado de forma desfavorable y el 37,6% consiguió mantener la actividad respecto a los últimos meses del pasado año.

Estos porcentajes difieren poco de los de hace un año, en el que el primer trimestre se caracterizó por dos meses buenos, enero y febrero, y un mes de marzo en el que se desplomó la actividad a partir del día 15. De hecho, el saldo de situación de entonces fue de -48 puntos, anticipando el periodo de mayor recesión desde la declaración del estado de alarma con una caída del saldo de situación de -70 puntos en el segundo trimestre de 2020.

El ICE por sectores

Todos los sectores experimentan una mejora en su nivel de confianza empresarial. Transporte y hostelería presenta el mayor incremento, 7,1%, por compararse con una peor situación de partida, mientras que la Industria tan solo avanza un 0,3% en su nivel de confianza. Hace un año todos los sectores mostraban caídas en su nivel de confianza superiores a los dos dígitos.

En el sector de transporte y hostelería es el que tiene un mayor porcentaje de respuestas desfavorables con un 77%, aunque mejora respecto a trimestres anteriores. En relación con comercio, 61% de los comercios de Canarias empeoró sus resultados en el primer trimestre del año, a pesar de ello mejora sus perspectivas a corto plazo, con un retroceso de las respuestas desfavorables hasta el 57%. En relación con el sector de la construcción, un 43% de los empresarios prevé un trimestre desfavorable, de cara a las expectativas se aprecia una mejora en las respuestas favorables, aunque también aumentan levemente las que no lo son. Por otro lado, el sector de la industria, el 46% de los industriales canarios cerró el primer trimestre con resultados negativos, dato que mejora en las expectativas para el segundo trimestre, con un 42%. Con relación a “otros servicios”, el 47% de las empresas prevé mantener la actividad entre abril y junio, sus expectativas apuntan una leve mejora en el aumento de la estabilidad y el leve crecimiento de las respuestas favorables que pasan de un 6% a un 7%.

En relación con estos datos, el presidente ha comentado que “estamos prácticamente en una situación de rescate de los sectores para que se pueda recuperar en la medida más rápida”. Además, explicó que si continua esta situación, habrá una pérdida de empresas y empleos, pasando de una situación coyuntural que tiene la economía, a una estructural, con unas consecuencias socioeconómicas irreversibles para el archipiélago.

ICE por islas

La confianza empresarial, mejora en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior en todas las islas. La mayor recuperación se produce en la isla de La Gomera con un incremento en su nivel de confianza empresarial del 9,1%. Le siguen las mejoras en las islas de Fuerteventura (6,2%), La Palma (5,7%) y Tenerife (5%), todas ellas por encima del incremento medio regional. Por debajo de la media canaria se encuentran las islas de El Hierro (1,5%), Gran Canaria (1%) y Lanzarote con un leve crecimiento del 0,2%.

Empleo

La situación económica actual se sigue cebando con el empleo, tal y como arrojan los saldos negativos entre las respuestas de los empresarios que han aumentado sus plantillas y las que no han tenido más remedio que reducirlas. El saldo de situación del personal contratado en el primer trimestre fue de -25,1 puntos y el previsto para el segundo, reduce su negatividad hasta los-18,4 puntos.

Un 5% de los empresarios canarios encuestados opina que necesitará entre los meses d abril y junio más personal que el ya contratado. Un porcentaje pequeño pero que mejora respecto al trimestre precedente en el que fue de tan solo el 3,9%. La gran mayoría de las empresas mantuvo estable sus plantillas durante los primeros meses del año (67,1%), aunque también fue significativo el porcentaje de empresas que experimentó retrocesos en su número de trabajadores (29%).