Juan Santana | ¿Y mis croquetas de carne cabra?

¿Y mis croquetas de carne cabra?

¿Y mis croquetas de carne cabra?

Llevaba dos meses deseando probar las famosas croquetas de carne de cabra del Restaurante La Fábrica en La Camella, en el sur de Tenerife y sepa usted, que el diesiseis de enero es «El Día Internacional de las Croquetas» e incluso les juro que tenía reservado el lunes diecisiete a la una y media de la tarde para probar este manjar.

Tenía la boca que se me hacía agua y cuando por fin llegamos no le quedaban ninguna porque las cientos de croquetas que tenían estaban liquidadas el día anterior. Agarré un rebote disimulado y obviamente probé la carne de cabra en salsa insuperable con papas fritas cortadas al estilo Macdonald pero papas auténticas y naturales, además probé un poco de Bacalao encebollado, mientras hablo con Patri y Vanessa para conocernos un poquito. La próxima vez que vaya y será pronto, «Quiero mis croquetas de carne cabra», porque sino puedo coger una depresión, ya que soy una mujer muy sensible.

En el año 2.020 Patri ganó el Primer Premio de la Ruta San Valentín, Día de los enamorados, concurso organizado por el Ayuntamiento de Arona con un Bizcochon canario, con su estilo propio sin entrar en detalles y Patri pensaba que no ganaría porque participaron algunas dulcerías.

Patri y Vanessa tienen mucho glamour, pero les diré que tienen otro socio que no pienso nombrar aunque es un amigo, porque es el culpable de quedarme con las ganas de mis croquetas de carne de cabra después de dos meses deseando probarlas.

Según me confiesa un pajarito una señora de nombre Doña Felipa enseñó algunos de sus secretos a Patri y después Patri descubrió o inventó las croquetas de carne de cabra, pero además tienen muchos más platos del Máximo Nivel de Gastronomía Canaria y por éste motivo vienen clientes y amigos desde el norte de Tenerife a sentarse para gozar de las garbanzos, lentejas, de los huevos estrellados, del conejo salmorejo, de unas hamburguesas adornadas con queso fresco de cabra al estilo propio y además confiesa que si les apetece cualquier plato diferente porque tienen caprichos no habrá ningún problema si el tiempo lo permite.

Patri dice que el truco de la comida es trabajar con el corazón, ser exigente y total concentración. Confieso que el Restaurante La Fábrica lleva cuatro años funcionando y muchísimas personas entre ellas yo, nos enteramos hace un par de meses, usted seguramente se entera hoy y así es la vida como dice Rubén Blades, «La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¡Ay Dios!».

La verdura es ecológica de la cosecha y luchan al máximo para trabajar siempre con productos canarios. Diría mucho más, pero aquí lo dejo y en un par de días Palabra de Honor que voy a por mis croquetas de carne de cabra. Gracias de corazón a Patri y Vanessa por contarnos un poquito de sus cositas.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram