Jesús Millán Muñoz | Premio Friedrich Nietzsche, el Nobel de la Filosofía

Premio Friedrich Nietzsche, el Nobel de la Filosofía

Premio Friedrich Nietzsche, el Nobel de la Filosofía.

Se considera que es semejante y a semejanza de los Nobel pero en Filosofía, Se empezó a otorgar desde 1996. El único español que se le ha dado es a Eugenio Trías.

Entre los autores, filósofos y ensayistas están Eugenio Trías, Müller-Lauter, Paul Janz, Safranski, Grünbein, Vietta, Urs Sommer, Walser, Heller

La realidad es inmensa, la realidad natural, la realidad social-humana, la realidad combinado entre lo Natural humano y lo Social humano. En toda esa realidad, intentamos abordarla y entenderla y conocerla, con una serie de metodologías, esencialmente la ciencia-tecnología, la filosofía, las artes-estética, las teologías-religiones, la cultura –en sentido general-.

El saber humano

Cada una de esas metodologías, abarca, un grado o abanico de la realidad natural y realidad natural-social-humana. Por consecuencia, tiene un grado de verificabilidad y falsabilidad, de verdad o de no-verdad, un grado de demostración… 

Los dos saberes, en grandes líneas o bocetos, que utilizan el método de la verificabilidad y falsabilidad, en un cierto grado, estarían la tecnociencia o la metodología científica, y, en menor grado, la racionalidad o metodología filosófica –al menos, un grado de argumentación-. Más el primero que el segundo –el resto de saberes, las artes y las teologías y la cultura diríamos que participan en un grado diverso de la verificabilidad y falsabilidad, pero ahora no es el tema a tratar-.

Por lo cual, nos encontramos con cientos y miles y docenas de miles de cuestiones que en parte, en alguna perspectiva, son enunciadas y deducidas e inducidas, por la metodología de la ciencia (ciencias matemáticas, ciencias naturales, ciencias sociales), y, en otras cuestiones, que la metodología científica no se puede utilizar, pero si un grado de razón y racionalidad, lo que denominamos la metodología filosófica y, todos sus métodos.

Pero el ser humano a la hora de insertarse en el mundo, quiere saber, quiere demostrar, quiere racionalizar, quiere entender cientos y miles de cuestiones, algunas, como hemos indicado las aborda con esa combinación de metodología científica y tecnológica, pero otras, no puede, y, son todas esas cuestiones las que abarcan con la razón, con la demostración filosófica, la demostración racional, la argumentación de la razón y la filosófica.

Puede parecer, que estas cuestiones no tienen importancia. Pero, diríamos que estamos-existimos-vivimos en un edificio social, un enorme rascacielos o catedral, formado por conocimientos científicos y tecnológicos, y otros, cientos, esenciales y accidentales, que de momento solo podemos abordarlo con la filosofía –esperemos, que en el futuro sean resueltos también parcial o totalmente, con las metodologías científicas-.

Pero esos conocimientos que abordamos con la razón filosófica son esenciales, son cientos y miles de cuestiones, que forman parte de nosotros, y, que no somos conscientes, que respondemos ante ellas, afirmándolos o negándolos, aceptándolos o no, creyendo que son verdaderos o verídicos o posibles o son erróneos, negándolos a aceptarlos como realidades en sí, o diciendo que son cuestiones sin sentido, solo especulativas o imaginarias…

Consecuencias

Pero en ese conjunto de cuestiones filosóficas, estarían cuestiones éticas, cuestiones metafísicas, cuestiones de la filosofía de la ciencia, cuestiones sobre la filosofía antropológica, cuestiones de todos los campos… Diríamos, utilizando una imagen-símil-metáfora, que somos, como un enorme cuerpo formado por un trozo de cabeza que nos aporta la ciencia, y el torso son cuestiones filosóficas y metafísicas, y las piernas, son enunciados artísticos y estéticos, teológicos-religiosos-espirituales y culturales…

Esta es la cuestión, las graves cuestiones, que nadie puede negar es la teoría de la gravedad de Newton o Einstein, nadie el teorema de Pitágoras, pero en cuestiones filosóficas y metafísicas, existen distintas opiniones e ideas, distintos sistemas filósofos y metafísicos y religiosos y espirituales y éticos y antropológicos y… ¡Y, aquí, esta el talón de Aquiles del hombre y de la humanidad, las distintas opiniones filosóficas y metafísicas, que pueden crear enormes enfrentamientos y confrontaciones…! 

A veces, me pregunto, si los Premios Nobel podrían llegar a acuerdos, con estos Premios Internacionales, como éste de Filosofía o el Leonardo da Vinci, de Artes Plásticas, ambos formar una unidad, un acuerdo, y así, podrían llegar a tener más importancia mundial. Porque necesitamos matemáticas, necesitamos tecnología, necesitamos ciencia, necesitamos pan, pero también, necesitamos filosofía. Aunque no sepamos que la necesitamos y que la usamos, tanto o más que los conocimientos de ciencia y tecnología. Cada día, cada minuto…

http://twitter.com/jmmcaminero           © jmm caminero

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram