Noticias Tenerife Oscar Izquierdo: “COLAS ENDÉMICAS”

Oscar Izquierdo: “COLAS ENDÉMICAS”

Nuestra querida isla, cuenta con muchos endemismos, que en biología viene a indicar, que una especie, vegetal o animal es limitada a un ámbito geográfico reducido y que no se encuentra en ninguna otra parte del mundo. Pasa a nivel global, es muy normalizado, además, recomendable al máximo, proteger este tipo de especies, por el peligro de extinción que pueden sufrir.

Otra cosa, es la mejor forma de lograrlo y los métodos apropiados que se aplican, para coordinar su protección, con el progreso y el desarrollo sostenible, consiguiendo, con esta dualidad, una mayor calidad de vida ciudadana y un mejor bienestar social. Las dos particularidades, conservación y crecimiento económico, se pueden alcanzar en una simbiosis perfecta, cuando se quiere de verdad, como sucede en otros lugares, sin necesidad de ningún frentismo.

Tenerife tiene muchas singularidades por las que es conocida a nivel internacional, como ejemplo y principalmente, nuestro majestuoso Teide. Sencillamente maravilloso. Pero desde hace ya casi cuarenta años, se dice pronto, sufriéndolo mucho, tenemos una particularidad, negativa, grave y nefasta, que se ha convertido desgraciadamente, en una especie de endemismo artificial, permitiéndoseme la licencia lingüística.

Son las colas, los atascos, el inmovilismo, que tiene la isla desvertebrada, desunida, dividida en tres zonas, Norte, Metropolitana y Sur, que parecen, tres Comunidades Autónomas diferenciadas y aisladas, en un solo territorio, encima, insular y limitado.

Por lo menos, cuatro generaciones, llevan ya soportando las colas en la TF-5 y también unas cuantas en la TF-1, sin olvidarnos otros nudos gordianos existentes en la isla, que también tienen su larga y penosa historia. Padres y madres que nacieron con los atascos y ahora sus hijos siguen la misma estela, que también, soportaron sus abuelos.

Años de desesperación, de estar afectados por el estrés, ansiedad o rabia,  de no llegar a tiempo a ningún compromiso adquirido, madrugones innecesarios, llegar tarde para coger el avión, a la consulta del hospital, al juzgado, al órgano administrativo en que se tenía fecha y sobre todo, por perderse la cita en el Ambulatorio de Especialidades de Tomé Cano, en Santa Cruz de Tenerife, donde, por lo general y como muy pronto, muchos ciudadanos del Norte, llevaban más de un año esperando para que lo viera el medico correspondiente. No llegan a tiempo, pero no pasa nada, le darán cita para dentro de unos cuantos años más. Indigno y vergonzoso.

La salud se ha resentido de manera somática, no exagero, se han dado más casos, de los que quieren que se conozcan, con cuadros de, intranquilidad, angustia, ansia, inquietud, preocupación, producidos en la misma cola o cuando se llega al trabajo o de vuelta al hogar. Así no los han notificado muchas veces personas angustiadas.

A esta altura histórica de las endémicas colas, principalmente en la TF-5, tendrían que ponerse hospitales de campaña, con el fin de atender, no sólo a los que están afectados corporal, orgánica y físicamente, sino principalmente a los enfadados, cabreados, rebotados y mosqueados  contra la mayoría de políticos mediocres, inútiles y fracasados que hemos tenido en Tenerife, durante las últimas cuatro décadas., que son incapaces de gestionar eficazmente lo que tienen que hacer por obligación al ocupar un cargo institucional.

Es de vergüenza que los que estuvieron treinta años gobernando, sin hacer nada al respecto, estén ahora en la oposición, dando clases magistrales de lo que hay que ejecutar, cuando tuvieron todo el tiempo del mundo para descongestionar la isla. Por otro lado, los que llevan ya casi cuatro años de gobierno, siguen la misma estela, parece que se les contagió el decir y no hacer, mucho proyecto, lentitud burocrática, ruedas de prensa, pero lo cierto es que Tenerife no aguanta más colas ni atascos. Oscar Izquierdo, Presidente de FEPECO

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores