Jesús Millán Muñoz | Museo Virtual Cuadernos de la Mancha, MVCM

Cuaderno de la mancha

Museo Virtual Cuadernos de la Mancha, MVCM

Surgido de la necesidad es de manera virtual un Museo-Fundación en torno a una obra, titulada Cuadernos de la Mancha, que es una especie de edificio mental imaginario.

Imaginemos una catedral-monasterio-palacio-rascacielos, un edificio físico, y, dentro existen distintas estancias-moradas-salones-salas, y, cada una tiene su especificidad, pero entre todas forman y conforman una unidad real, que es ese edificio-catedral-palacio-monasterio, en el cual, cada sala está formada por una serie de materiales reales e inmateriales, una serie de significantes y significados, de contenidos-continentes, pero en su totalidad, forman y conforman una unidad, una unidad mental. Esto es este Museo-Fundación, una realidad mental, que expresa algo de esa realidad cognoscitiva-conceptual titulada Cuadernos o Cuadernos de la Mancha

Explicación

La obra Cuadernos o Cuadernos de la Mancha, es una producción cultural, dentro de la categoría de Obra de Arte Total, Obra Total, que intenta unir-reunir-interrelacionar distintos lenguajes-contenidos, creando cauces-puentes-vías entre distintos saberes y artes, especialmente, la Literatura, la Filosofía, el Arte Plástico, la Metafísica… expresando multitud de contenidos y conceptos y preguntas y cuestiones y datos y argumentos, de una ilimitada cantidad de esferas de la realidad, microrealidad, macrorealidad, social y natural y mental y cultural y… con lenguajes que combinan las metodologías filosóficas y las metodologías literarias y las metodologías plásticas y las metodologías metafísicas-espirituales...

En el original, la obra Cuadernosen su dimensión escrita, está formada por cincuenta y dos tomos, cincuenta y dos mil páginas –en distinto formato y tamaño de páginas, a máquina, a mano, a ordenador-, y, con al menos, ochenta mil dibujos y pinturas y hojas de libros de artista –que están en su totalidad, en su realidad material y física, están o deberían estar en distintas colecciones públicas y privadas-, además, de al menos cincuenta mil fotografías artísticas y documentales, además de unas cuatrocientas conversaciones o autoconversaciones en audio-video y, otros materiales.

Pero la intención y la realidad, es que todo forma y conforma una unidad “mental”, es una única obra, igual que una Catedral, es una única catedral y Catedral, y, dentro están y son, distintas edificios-salas, con distintos significados, mezclados y combinados, artísticos, filosóficos, literarios, metafísicos, religiosos, espirituales, etc. Diríamos, que una catedral es un ente-entidad que aúna-reúne una multitud de significados-significantes. Algo así, es esta obra –que material y físicamente está repartida por el mundo-.

Esta obra, por voluntad del autor, la literatura, el único camino que nos queda de libertad, parafraseando a Umbral, que tantas veces repetía. Esta obra, es la libertad del autor, sea mejor o sea peor, tenga enormes deficiencias esta producción y tenga algunos aciertos. Pero, sin soberbia-vanidad-grandilocuencia, es un hito cultural, que otros podrán seguir y continuar, perfeccionando otros proyectos…

Esta obra-producción cultural, no está para engrandecer la vanidad-soberbia-grandilocuencia del firmante-autor-escribiente-pensante-pintarte, sino que es un intento de mostrar, algo de la realidad natural y social y cultural y humana y espiritual, a los que caminan a tu lado, siguiendo la frase del poeta, de los que caminan en tu tiempo, en el tiempo de lo humano, los que podrán viajar por estos espacios en el futuro…

Como realidad material-conceptual, esta obra-título, una única obra, un único título, a semejanza de las analogías que antes hemos indicado, en tal cantidad de material, tiene que tener enormes, miles de errores, deficiencias, exageraciones, limitaciones, a y en todos los sentidos, desde el punto del significado, del continente, de los contenidos, de los significados… pero también, debemos admitir, que es un esfuerzo, que ha durado, al menos cinco décadas, en su producción, como hormiguita, rellenando huecos y vacíos y planteándose miles de cuestiones y datos y soluciones posibles y argumentos y lenguajes y géneros, estilos diversos literarios (los primeros tomos de los escritos, llevando la escritura y la literatura, más allá de las vanguardias literarias, al no-estilo, al error como estilo adrede a semejanza como la pintura, diríamos pintar mal adrede, etc.) y estéticos y artísticos…

Conclusión

Podríamos expresar que esta obra, Cuadernos o Cuadernos de la Mancha, sobre la que se ha montado este museo virtual imaginaria, está dividida, pero interrelacionada, con dos lenguajes fundamentales: los Escritos y las Imágenes, los textos escritos con palabras (escritas o audio, los textos con imágenes (pinturas, dibujos, hojas de libros de artista, fotografías…)…

Decíamos al principio, que esta Museo-Fundación Virtual Imaginaria, de y sobre la obra Cuadernos y Cuadernos de la Mancha, ha surgido de la necesidad. De la necesidad de décadas de trabajo, de la necesidad en muchos sentidos –concepto que en otro momento habría que explicar y explicitar-. Aquí, se muestra, virtualmente, algo de ese enorme trabajo que se ha ido construyendo, en definitiva, una Catedral Mental Imaginaria y Virtual. Paz y Bien y bien…

Jesús Millán Muñoz.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram