Noticias Tenerife Juan Santana | “Sin embargo siento mucha pena”

Juan Santana | “Sin embargo siento mucha pena”

Conozco personalmente al Alcalde Yeray de La Laguna en Tenerife y tiene un año menos que mi hijo de Gran Canaria y además los dos nombres comienzan por “Ye”. El alcalde se llama Yeray y mi hijo Yeser.

El 19 de noviembre del 2.022 Alejandro Marrero el Concejal de Hacienda y Seguridad lagunero (actualmente ex concejal) tuvo mala suerte, porque sufrió el principio de una mala racha como las tenemos muchos por culpa del destino, insisto “destino” porque millones de personas hemos pasado y pasan por sucesos parecidos y cómo estoy pasando por esos momentos de adultos arrepentido de mis errores, poniéndome en su lugar, siento pena y así es la vida.

La pena más dura es que el Concejal es una persona con un cargo público y ahora es la comidilla de los medios de comunicación, pero por encima están sus familiares, sus verdaderos amigos, compañeros de trabajo, porque estoy convencido de que también estarán tristes.

Muchos a nivel personal, conocidos o familiares hemos sufrido por culpa de la mala suerte, el exceso de confianza o de la ignorancia y todos tenemos un grado de ignorante sin ánimos de insultar. El alcalde de La Laguna se enteró justo cuando llegó de Cuba porque estaba en un encuentro de Patrimonio de Ciudades y seguramente también llevarían ayuda humanitaria a Cuba, porque según muchos cubanos dicen que en Cuba hay mucha hambre y más calamidades.

Y hablando de hambre y comida, confieso que hoy es viernes 25 de noviembre y como cada viernes preparo desde las 7 de la mañana una comida y hice unas lentejas perfectas con Matrícula de Honor, pero le di un TAPER a mi representante de Barcelona para que su mujer las pruebe, de nombre Montse, profesora en San Miguel de Abona y le pusiera una nota a mis lentejas y solamente calificó las lentejas con un Notable y agarré una mosca terrible.

Seguramente Montse lo hizo porque tenía un mal día porque las lentejas tenían Matrícula de Honor y punto pelota. Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores