Noticias Tenerife Juan Santana | Receta de Ropa Vieja y Helado de postre

- Publicidad -

Juan Santana | Receta de Ropa Vieja y Helado de postre

El Ministro de Consumo español cuyo nombre no escribiré para no hacer campaña a los niños, seguramente vive con sumos y realmente nadie sabe lo que éste señor hace durante cada dos meses aproximadamente, que es cuando aparece para dar consejos sanitarios gastronómicos y ahora quiere prohibir las campañas publicitarias de los helados dirigidas a los niños.

Resulta que el Ministro cobra cerca de 80.000 € anuales gracias a Dios y a los pactos entre los interesados y habrá que añadir que también gracias a Dios es un profesional en el tema gastronómico.

Como los votantes españoles somos la gran mayoría del P.E.B.T. Partido de Expertos de Bares y Terrazas y del P.E.R.S., Partido de Expertos en Redes Sociales, obviamente estamos felices porque la democracia está para respetar las formas de comportarse cualquier político del partido que sea que estén en el poder y somos libres de seguir al pastor que más nos gusta.

Y cuando escribo en el poder, también nos referimos en poder tocar los cojones hasta de los más pequeños con el rollo de los helados y ahora vendrán los borregos defensores a defender lo indefendible, entretenidos con la prohibición de las campañas publicitarias de helados para los niños, porque por lo visto no tienen otra cosa mejor hacer.

En éste momento obviamente yo tampoco tengo otra cosa mejor que hacer antes de irme a practicar deporte y gracias a Dios estoy vivo escribiendo ésta carta, porque si pudiera estar frente a frente delante del Ministro de Consumo y Batidos, le diría con todos mis respetos, “Felicidades!, porque te pegas una vida que te cagas por 80.000 € y cada par de meses sueltas una gilipollez para entretenimiento de borregos y a vivir la vida que son tres días. Ojalá te dure mucho esa forma de vida”.

Querido lector, te daré la receta de una buena ropa vieja. Coges los pinchitos de carne cochino que te sobraron, los sacas de los pinchos y los metes en un caldero. Metes un bote de caldo de pollo con un poquito más de agua y lo hierves.

Luego añades un bote de pimientos rojos, las garbanzas de bote y aceitunas sin hueso. De postre helado hasta para los niños, pero sin que se entere el Ministro de Consumo o ten cuidado que esté cerca uno de sus afiliados.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías y demás gilipolleces de los pueblos. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias