Noticias Tenerife Juan Santana: “Primero los pasajeros con prioridad”

- Publicidad -

Juan Santana: “Primero los pasajeros con prioridad”

A las cinco de la mañana estás en pié en Marrakech y está lloviendo, para coger un taxi dirección al aeropuerto rumbo a Alicante donde hacemos escala para luego venir a Tenerife.

En Marrakech los controles son brutales como manda la ley, pero luego cuando estás en la fila para entrar en el avión, escuchas a uno de los operarios de Ryanair decir, “Primero que pasen los pasajeros con prioridad” demostrando una vez más que la igualdad no existe, pero aquí comienzan las preguntas. ¿Los pasajeros con prioridad para estar fuera cogiendo frío?. ¿En el supuesto caso de que el avión se vaya a pique los pasajeros con prioridad saldrán primero del avión?.

La cuestión es que la prioridad es porque han pagado treinta euros de más por llevar la maleta y tienen la prioridad de meterla en los vagones que están en la parte alta de los sillones, porque las maletas no van en la bodega y así también ahorran personal para cargar y descargar dichas maletas.

Según escuché a una azafata de Ryneer, están pensando en bajar los precios de los pasajes por llevar maletas y así las llevarán en las bodegas y harán más contratos obviamente.

Además actualmente los pasajeros tenemos que ir caminando por el aeropuerto hasta el avión y si cayera una buena lluvia entrábamos al avión duchados con agua bendita y los catarros serían por doquier.

Obviamente tengo que confesar que los precios de los pasajes muchas veces son muy baratos, para ir volando en un monstruo con motores y es una gran responsabilidad la que tienen los pilotos llevando a más de doscientas personas.

Las personas que llevamos mochilas tenemos que ponerlas debajo de los sillones, porque los pasajeros con prioridad tienen el derecho de poner sus maletas en la parte alta y en éste último viaje fue curioso como la azafata repetía muchas veces aquello de que en caso de accidente teníamos que dejar todo atrás.

Confieso que hasta ya estaba pensando en que la azafata estaba advirtiendo que el avión se iba a ir a pique y yo pensando en que si caímos al mar el agua estaría fría de cojones y además decía para mí mismo, que la mochila iría conmigo aunque yo no fuera un pasajero con prioridad. Y repetían que leyeramos bien los mensajes con dibujos que están detrás de los sillones delanteros. Ditosadios que noganaunopadisgustos.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias