Noticias Tenerife Juan Santana: Mucha Suerte a Karina y a Yurena porque…

- Publicidad -

Juan Santana: Mucha Suerte a Karina y a Yurena porque…

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona

En éstos momentos donde para abrir un negocio hay que pensarlo requeté mucho, las amigas del alma Karina y Yurena han decidido emprender una aventura con un pequeño restaurante cerca de Playa Fañabé en el sur de Tenerife.

Hoy es día diecisiete de abril del año dos mil veintitrés y llevan una semana, con muchas ganas y esperanzas de ganarse una buena clientela, pero muchos estamos seguros de que les irá maravillosamente bien, porque es prácticamente el único lugar de la zona con comida auténticamente casera y Karina tiene una de las mejores chefs de Canarias, su maestra más querida, su abuela gomera.

El restaurante tiene un nombre especial, “Tabu”, sin entrar en detalles y está en la calle Bruselas, al principio de la primera entrada a la derecha detrás del Centro Comercial y en una semana han pasado por éste punto de encuentro gastronómico, paseantes residentes, turistas, trabajadores de la zona cercana y todos están felices.

Karina en la cocina siempre con su sonrisa especial, es muy joven, tiene tan solo veintinueve años y su amiga Yurena atendiendo a los comensales, tiene solamente cuarenta años, aunque parece que tiene treinta, porque es una mujer deportista y con una vida muy sana, pero las dos tienen algo que marca, sus sonrisas durante veinticuatro horas.

No vamos a mentirnos diciendo que lo que han montado es un negocio, porque lo que han montado es una empresa y ellas son trabajadoras que dependerán de las ventas para poder pagar todos los gastos y obligaciones que conlleva montar cualquier negocio, desde los contratos, seguros, materiales y un sinfín más, sin entrar en detalles.

Estamos seguros de que con el paso del tiempo, tendrán que contratar a una persona, porque tienen pinta de trabajadoras y por encima de todo, son maravillosas personas.

Las personas que tienen esperanza y ilusiones son las que hacen falta para levantar cualquier país.

Podría escribir exactamente con peros y señales el lugar exacto dónde están Karina y Yurena, pero prefiero que sientas ésta carta y sientas querer conocerlas personalmente y que cuando llegues al lugar, les digas, ¡Hola Karina!, ¡Hola Yurena!.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias