Noticias Tenerife Juan Santana | La Total Inseguridad del Facebook

- Publicidad -

Juan Santana | La Total Inseguridad del Facebook

Resulta que en octubre del 2.022 me hackearon el Facebook y como es la segunda vez que tengo éste privilegio, decido esperar hasta enero del 2.023 para volver a abrir la cuenta, porque obviamente tenemos que entrar primeramente por email y después responder a las preguntas que te harán de forma automática, para confirmar si realmente somos los propietarios de la página o la cuenta.

Pues fíjate que hay un idiota o una idiota, que está utilizando mi Facebook con mi misma portada y el mismo perfil porque es demasiado gilipollas y está pidiendo amistad, aunque hasta hoy día 26 de diciembre del 2.022, ya tiene doce amigos virtuales a su favor, pero mi auténtico Facebook tiene cinco mil aproximadamente, lo cual demuestra “La Total Inseguridad del Facebook” y de todas las redes sociales en general.

Tengo dos amigos reales en el sur de Tenerife, Aurelio Domínguez y Manuel Silva por ejemplo que ya están sus imágenes en la falsa portada como cebo porque aceptaron la amistad del energúmeno o del idiota éste que se dedica a utilizar Facebook ajenos.

Son los llamados vulgarmente, hijos de la gran puta, porque para utilizar los Facebook ajenos de otras personas sin permiso, donde muchos amigos reales pican hablando de vidas personales por Messenger, hay que ser eso mismo, un hijo de la gran puta.

Les he preguntado a mis amigos reales, que cómo es posible que hayan aceptado la amistad del cerdo, cuando sabían que hasta enero del año 2.023 no volveré a abrir la cuenta del Facebook.

La persona que hackeó mi cuenta o otras cuentas suelen  escribir en inglés, pero podría ser una persona de Senegal, Nigeria, de Valencia, de Charco del Pino, de Juncalillo o de cualquier parte del mundo y cuando llegue el momento publicaremos quién es exactamente y así es el mundo de las redes sociales, no escapa nadie, no existe la intimidad, no hay seguridad, pero no aprendemos.

Querido lector, ¡Lo dicho!, Tenga cuidado con las cosas que escribe, tenga cuidado con quién comparte tertulias sin mirarse a los ojos y tenga cuidado con la tecnología porque al mínimo despiste te sacan parte de tu vida personal y no es grave si eres una persona que le das la importancia justa para seguir hacía delante con paso elegante.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las personas que se meten donde no deben sin entrar en detalles. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias