Noticias Tenerife Juan Santana | Jorge Braun tiene 100.000 sellos

- Publicidad -

Juan Santana | Jorge Braun tiene 100.000 sellos

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

Resulta que ahora las pequeñas tertulias no están en los bares, terrazas o plazas, están de balcón a balcón y tiro porque me toca.

Jorge Braun, hijo de Don Guillermo Braun en paz descanse, que fue Presidente de Ashotel y en un tiempo de todos los Hoteles españoles, cuando estábamos compartiendo charla y unos chupitos de whiskys confesó que tenía 100.000 sellos, porque desde que tenía aproximadamente trece años, colecciona por hobby y con el paso de los años ha logrado 100.000 sellos.

Pido permiso para publicar esta carta y la foto adjunta, pero les puedo jurar y el mismo Jorge es testigo, que estuve acechando en la azotea hasta volverlo a ver, porque no terminaba de creérmelo. Que pasada más brutal, es verdad y además ahora qué sobra tiempo en casa, está clasificándolos por nacionalidades y fechas, metiéndolos en diferentes sobres.

Jorge Braun estudió Turismo, fue gerente de la Vieja Bodega en San Miguel y éstos últimos años tenía su pequeña y humilde empresa vendiendo pescado, especialmente atún.

Los coleccionistas, son personas especiales y con el paso del tiempo terminan sorprendiendo a los más despistados. Recuerdo coleccionar flautas del mundo entero, desde China hasta Perú, Marruecos, Turquía y de muchos países, hasta que un señor alemán me soltó 2.000€ porque se empeñó en comprarlas para decorar su restaurante de lujo. También recuerdo cuando recorrí Gran Bretaña de punta a punta en dos semanas y cogía un poco de publicidad de todos los Bread & Breakfast y cuando estaba con ganas, fui recortándolos y pegándolos en una placa con su marco. Pues a un inglés le encantó y compró la obra, es decir, tenemos gustos y gastos para todos.

En casa coleccionamos libros, cientos de casettes y tengo el aparato para poder escuchar. Vídeos VHS y CD a miles. También tengo una grabación de un concierto de James Brown que la hice yo mismo en el sur de Gran Canaria, cuando curraba en el Cañón del Aguila. La cámara de vídeo de la época en 1.987 escondida bajo las gradas, porque obviamente estaba prohibido grabar.

Pues con Jorge Braun comencé y con James Brown despido.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores