Noticias Tenerife Juan Santana: “Cuando algunos periodistas son idiotas”

- Publicidad -

Juan Santana: “Cuando algunos periodistas son idiotas”

Hola querido lector, espero que estés bien y desde lo más profundo de mi corazón deseo dedicar esta carta especialmente a los buenos lectores, que son personas con una buena educación.

Cuando regalo mi tiempo a un programa de televisión o escuchando radio o leyendo y siento que he perdido el tiempo por culpa de los periodistas idiotas, como por ejemplo cuando una guapa colaboradora del programa de Risto Mejides “Todo es Mentira” que señala una imagen de los tanques de guerra que envían a Ucrania, están con bromas, burlas, risas y fiestas, ¿Que quieres que te diga?.

Son periodistas idiotas que no tienen ni puñetera idea del dolor que están sintiendo especialmente los inocentes ucranianos que viven donde está el conflicto, pero también entiendo que pertenecen a la clase de periodistas vividores y no a los periodistas vividores con clase.

Confieso que no soy periodista de carrera, soy persona, uno mas de los cientos de miles que están en televisión, en radios y en éste periódico, intentando ser neutral fomentando especialmente saber respetar todas las opiniones, sin creerme que soy el mejor experto en todo.

Tenemos periódicos que utilizan titulares morbosos para que leamos y después descubres que era un niño, como la noticia de que cualquier persona puede ganar dinero sacando fotos a los malos conductores, pero están los lectores que solamente leen los titulares y creen dichas mentiras.

Los peores periodistas son aquellos que por dinero son capaces de hacer daño sin escrúpulos a la educación y al respeto, esos son los asesinos de la cultura, porque son los frustrados que son felices haciendo daño.

Algunas veces escribo que actualmente somos una media de 3.000 millones de personas cada día enganchadas al feisbuc o en otras redes sociales buscando protagonismo y así realmente somos todos, pero cuando se hace sin medidas y al precio que sea, estamos destruyendo la sociedad y al final pagaremos todos con un alto precio moral.

Hasta hoy gracias a Dios, soy colaborador de este periódico hace más de diez años, mientras la dirección me deje y son más de cinco mil cartas y he aprendido a respetar las opiniones de algunos lectores contra mí, pero justamente dichos lectores me han enseñado a ser mejor persona y mi verdadera ilusión cuando escribo, no es recibir opiniones buenas ni malas, deseo que los lectores simplemente lean y reflexionen, creo que es pedir bastante y de vez en cuando pido perdón por mis palabras mal sonantes.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias