Noticias Tenerife Juan Santana: Cómo ser feliz con tanta información…

- Publicidad -

Juan Santana: Cómo ser feliz con tanta información…

Cuando el poder del amor, sea más grande que el amor al poder, el mundo conocerá la verdadera paz. Si tenemos la suerte de sentarnos en cualquier terraza acompañado de la soledad para repasar los acontecimientos vividos, en el supuesto caso de haberlos vivido, es parecido a cuando dejas a tu ordenador encendido para desfragmentar durante toda una noche y que organice las miles de informaciones que tienes guardadas.

La diferencia que existe en la información acumulada en los cerebros y en los ordenadores, está en que la información de los ordenadores puedes eliminarla pulsando una simple tecla, pero con los cerebros no podemos hacer lo mismo, porque será cuestión del paso del tiempo y muchos con la edad vamos comprobando que perdemos datos de la memoria.

Vas caminando por la calle y aparecen conocidos de los que han pasado más de veinte años sin verlos y te saludan con aquella euforia, pero la tristeza es que no sabes quién es.

Pasas vergüenza porque no tienes ni la más remota idea de quién es y cuesta disimular, hasta que decides sincerizarte, preguntar quién es y pedir perdón, disimulando y confesando que la edad no perdona y obviamente han pasado tantas personas por nuestras vidas cuando tenemos seis décadas, que por lógica tu cerebro no tiene un gran disco duro.

Estás sentado observando en la terraza a tantas personas felices en mesas de tres, cuatro, ocho o más humanos y sientes envidia sana, pero a la misma vez eres feliz, porque la vida sigue con nuevas formas de comportamiento.

Una pareja de mujeres enamoradas que no dejan de abrazarse y besarse, reírse y charlando que da gusto verlas o una mesa con ocho amigos homosexuales relajados, amigos y amigas de todas las edades, libres cómo un animal que ha sido puesto en libertad, como decía parte de la canción de Silvio Rodríguez.

Esta noche conocí a un nuevo amigo que trabaja en el teatro y es un artista con sus muñecos, pero en ésta carta no comparto su nombre, porque deseo que escriba un resumen de su vida para compartir con los miles de lectores de éste periódico.

Obviamente si le pedí que enviara un saludo para todos los lectores con su muñeco de parte de todo el equipo que formamos esta humilde empresa, desde su fundador y director Dux, hasta los más de cuatrocientos colaboradores, pero sin los lectores, el digital sur no funcionaría.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias