Noticias Tenerife Juan Santana | Bacalao a la portuguesa y el piloto francés de 83 años

Juan Santana | Bacalao a la portuguesa y el piloto francés de 83 años

Querido lector, espero que estés bien. Muchos lectores confiesan que leen todos los días mis cartas, porque no saben por dónde voy a salir y desde Santa Cruz de Tenerife, una fiel lectora desde hace más de diez años, me asegura que las lee hasta dos o tres veces la misma carta.

Obviamente, les doy un millón de gracias con todo mi corazón, porque a todos nos gusta que nos lean o nos escuchen, pero palabra de honor, que mi gran vicio es leer y escuchar.

En la foto adjunta, podemos ver a un ciclista, pero en ésta carta no diré su nombre, porque leerás un resumen de su vida muy interesante dentro de un par de cartas.

Éste gran hombre es francés, fue piloto de aviones y es la primera persona que pilotó un Airbus A 300 como el de la imagen para transportar mercancía por el mundo entero, pero lo más flipante es que todos los sábados a sus ochenta y tres años, viene con su bicicleta desde Los Gigantes en el sur de Tenerife, hasta Tenbel en Las Galletas, se toma un café con leche en El Rinconcito y vuelve nuevamente a Los Gigantes, pero dentro de dos o tres cartas leeremos un resumen de su interesante y maravillosa vida cargada de experiencias.

La otra persona que les presento es Luis de Portugal y trabaja en Playa Fañabe (Adeje) alquilando lanchas y motos acuáticas.

Gracias a Luis, vamos a saber cómo preparar exactamente un “Bacalao a la portuguesa” y es muy sencillo.

Primeramente sancochamos papas, con sal, laurel y dos o tres dientes de ajo, sancochamos huevos según las personas que vayan a comer.

Cuando falten veinte minutos aproximadamente para que las papas estén sancochadas o guisadas, metemos los trozos de bacalao bien gorditos de esos que venden por ejemplo en Cinco Océanos.

Luego sacamos todo con mucho cariño y preparamos aparte aceite de oliva virgen con ajo bien picado y lo rociamos por encima.

Espero que te salga bien la receta si la preparas y gozalo como si fuera la noche de navidad, porque según Luis, éste plato es el que preparan por costumbre los portugueses los días veinticuatro de diciembre.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Juan Santana.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores