Juan Santana | Las abejas humanas buscando la miel

Abejas edificio los cristianos arona

Las abejas humanas buscando la miel

Los edificios son los más parecidos a las colmenas de las abejas y si grabamos en cámara rápida a los humanos saliendo cada mañana a buscarse la vida o la comida, podríamos imaginar que son iguales que las abejas en busca del néctar de las flores para preparar la miel.

Los humanos que son las abejas con piernas y brazos y un cerebro mal usado, están trabajando para elaborar la miel, aunque en éste caso los humanos tienen que trabajar para demasiadas reinas y reyes vividores fuera del ámbito familiar del actual Rey Felipe y Letizia, pero lo más triste es que dicha miel no está bien repartida con el pueblo, sin entrar en detalles.

Cada vez son más  exigentes los pagos o impuestos obligatorios, porque en España y fuera del país, tenemos a millones de personas viviendo mejor que los reyes, a través de las ayudas, subvenciones y un sin fin de pruebas que demuestran el descontrol administrativo por parte de los expertos responsables.

Cuando vemos a más de trescientos políticos en el parlamento y multiplicamos a cada uno por una media de cuatro mil euros mensuales, puede entrarte una cagalera y si añadimos a los operarios en Ayuntamientos de todo el país, agárrate las patas.

De todas formas España va bien, porque si estuviéramos mal habría manifestaciones, huelgas generales y denuncias a miles. Hasta el momento las únicas denuncias que están de moda son las que se hacen los políticos mutuamente aunque no llegarán a nada y sin olvidar las de los famosos del programa más visto, Sálvame Deluxe y si Sálvame Deluxe es el programa más visto, es una prueba más de que España va muy bien.

Muchas personas están quejándose continuamente de que los políticos no sirven, pero están totalmente equivocados, porque hasta el momento ellos están ahí felizmente y son el mismo reflejo del pueblo.

Qué bonito es el amor y aquí lo dejo para seguir reflexionando. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram