Noticias Tenerife Juan Santana | El volcán, la garza, el solar y Código PUK

- Publicidad -

Juan Santana | El volcán, la garza, el solar y Código PUK

spot_img

Tengo una amiga que cada par de horas nos está informando del famoso Volcán de La Palma desde que comenzó a echar de todo y ahora mismo cuando son las seis y media de la tarde del día 24 de octubre del 2.021 acaba de decirnos que durante unos segundos tembló toda la isla con una magnitud de 4’8 y a diez kilómetros de profundidad, es decir, está acercándose cada vez más a la superficie. Mi amiga vive en El Paso y tiene que ser muy duro estar escuchando y sintiendo el sonido de esa gran turbina de piedra, los bombazos, ver cómo los vecinos, familiares, amigos y conocidos salen huyendo con las pocas pertenencias que pueden llevarse, antes de que sus casas terminen enterradas. Además confiesa que muchas personas no duermen bien y casi ni duermen, porque desconfían del monstruo que está escupiendo lava hace más de un mes y parece que jamás dejará de hacerlo.

Y mientras el volcán sigue, una garza pasea felizmente por el puerto de Los Cristianos en el sur de Tenerife, muy relajada buscando algún pescado pa’echarse a la boca, mientras muchos les hacemos fotos como si se tratara de una persona famosa y ella toda erguida y presumida. La vida sigue su curso, el planeta Tierra sigue dando vueltas como los palos del reloj y el famoso solar de El Fraile, un pueblo situado cerca de Las Galletas, lleva dos años igualmente cada día más sucio, porque también tiene el mismo paripé de los famosos podencos de La Palma, con el cuento burocrático y faltan firmas y permisos de dueñas y dueños, concejalas y concejales. Todo es hablar y escribir, más números y más números, pero lo más doloroso es que nos estamos convirtiendo en robots de carne y hueso. El viernes día 22 de octubre perdí mi código PUK del teléfono móvil y creo que a muchos les pasaría como a mí, porque sentí que faltaba una tarjeta conectada a mi cerebro. Para colmo el teléfono fijo de casa también estaba mal y estuve aproximadamente cinco horas como si fuera un robot desconectado, porque desgraciadamente dependemos de un número PUK, para comenzar a comunicarnos a nivel personal y social. Que triste, ¿Verdad?.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

 

spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

Últimas Noticias