Juan Santana | A seguir soñando. No queda otra

Cuando la vida te lleva incluso por dónde no deseas, no queda más remedio que seguir soñando con aquello que tú más quieres y cada persona es feliz a su manera.

Soñar con estar libres sin mascarilla, en la playa o montaña, de vacaciones en cualquier parte del mundo o en tu misma casa. Estar sin televisión, sin conexión a internet, sin radio y totalmente desconectado al mundanal ruido durante una semana…. ¿Serías capaz?

Cuando tenemos cierta edad descubrimos que esto no tiene arreglo y estoy hablando de asuntos sociales, porque todos somos inteligentes. Cualquier asunto que deseas solucionar rápidamente, puede pasar un largo tiempo por culpa de la burocracia y la cháchara, porque casi todo son disculpas por infinitas razones.

Los seres humanos somos extraños y a la misma vez somos perfectos y estamos acostumbrados a ser cómo somos, mentalizados y sintiendo que todo es normal. Los sueños cumplidos después de un millón de horas son maravillosos y también es verdad que siempre echaremos de menos el camino que tuvimos que recorrer para llegar hasta lo más alto de cualquier montaña.

Siempre admiré y admiro a los humoristas, porque nos cargan las baterías positivas de los cuerpos y nos cargan de oxígeno. Hacen falta muchísimos más humoristas.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.