Juan Santana | Quesillo al Baño María Barbuzano

Confieso que deseo saber cómo preparar un quesillo, pero tendré que leer bien, porque hace poco tiempo mientras caminamos explicaba cómo se hace dicha receta y solamente recuerdo los huevos y la leche, al baño María. En fin… que me estoy haciendo mayor y tendré que llevar una agenda pequeña de bolsillo y apuntaré las cosas.

El Quesillo es confundido con el Flan, por el color y su textura y sin más come coco, vamos a leer la receta, pero como siempre, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Obviamente, gracias al Chef Oficial de éste periódico Don José Luis Barbuzano y a su escribiente por su fidelidad especialmente con los lectores.

Por: Juan Santana.

Quesillo al Baño María Barbuzano

Ingredientes: (para 6 personas)

5 cucharadas soperas de Azúcar

1 cucharada sopera de Agua

1 cucharadita de Esencia de vainilla

740 gramos de Leche condensada

320 mililitros de Agua (1⅓ tazas)

4 huevos

Preparación:

Para que  quede un quesillo delicioso, primeramente tenemos que hacer el caramelo. Para ello hay que poner en el molde, en el que se va a hacer el quesillo el azúcar y el agua. Se deja a fuego medio sin mover, para que se queme el azúcar. Cuando esté listo, entre 5 y 6 minutos, se puede observar como el azúcar cambia de color y el líquido comienza a hervir. Tras ello con un trapo, para no quemarse, se va girando el molde hasta que quede todo cubierto de caramelo. Por otro lado, mientras tanto se vacía la lata de leche condensada en un bol y se mezcla con la misma lata y media de agua. Seguidamente se añaden los huevos y la esencia de vainilla a la mezcla. Se revuelve todo unos minutos hasta que todo se integre. Una vez hecha la mezcla la añadimos al molde en el que hemos puesto el caramelo. Se cubre de papel de albal y se deja la mezcla al baño María, es decir, se mete el molde con la mezcla en un caldero u olla  más grande que el molde, con un palmo de agua a hervir. Si se comprueba de vez en cuando que no se absorba el agua del caldero por completo, en aproximadamente 45 minutos ya estaría listo. Para comprobar que esté listo puede meter un cuchillo y debe salir limpio. Finalmente, se pone en la nevera durante aproximadamente 2-3 horas y ¡ya estaría listo nuestro quesillo al baño María bien fresquito y jugoso con su caramelo!

A disfrutar y buen provecho!