Noticias Tenerife Juan Santana | Mi método para no ser tan idiota

- Publicidad -

Juan Santana | Mi método para no ser tan idiota

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

Si lee el título de la carta, estoy dejando constancia de estar convencido de ser un Idiota, es decir, tengo lo que hay qué tener para llamarme a mi mismo Idiotas, pero lucho a nivel personal para no ser tan Idiota. Digas lo qué digas, siempre saldrán los más inteligentes a darte clases de comportamiento o actitudes, especialmente los profesionales en temas políticos de Podemos, del PP, socialistas, los de Vox, Independentistas, los de Coalición Canaria o los de cualquier partido político, porque en todos los grupos políticos están los más inteligentes que nos enseñan a los idiotas a ver la luz, pero con tantas luces estamos encandilados y en mi caso estoy ciego.

Ahora tengo un bastón para poder caminar, pero no dando bastonazos al suelo sin tropezarme, si no para darle los bastonazos a todos los inteligentes que quieren arreglar el mundo y cada vez que escriben están haciendo todo lo contrario, cagando mucho más. Cuando un pendejo, que no sabe ni siquiera que significa sudar, quiere dar lecciones, te dan ganas de disparar palabras mal sonantes, vacilar o ignorar y según el día actuamos con diferentes actitudes.

Lo inteligente sería acostumbrarte a ser positivo y educado en tus respuestas cuando entres al juego o ignorar en caso de tener un mal día, aunque sabemos qué todo tiene un límite. Están los Idiotas Profesionales y cada uno tendrá sus conocidos, son aquellos que por puro vicio están deseando ver cualquier noticia o comentario dónde puedan soltar la chorrada del ultraizquierda o del ultraderecha, con aquella sabiduría que te erizas y todo mientras los lees o los escuchas. Hace más de una semana que dejé de escuchar y ver las Noticias de la Sexta, especialmente al presentador de al Rojo Vivo, porque es insoportable su forma de presentar, igual que yo caigo mal a quien sea obviamente y me manda al carajo, así es la vida.

Igual que aprendí a leer mucho y a muchos, pero cuando más sufro es cuando leo a Verdaderos Amigos o así los considero, defendiendo a cualquier grupo político insultando a sus respectivas oposiciones. He aprendido hacer lo mismo que han hecho conmigo, a eliminar a quienes me intoxican, porque nos intoxicamos mutuamente de cualquier forma positiva o negativa. Y es verdad que muchas veces no tenemos clara la diferencia del negativo y positivo, porque el ser humano perfecto es como una bombilla, para iluminar tiene cable positivo, la sonrisa y buen rollo. Cable negativo, para saber decir No y revolución y el Neutro para saber ignorar o apartar lo excesivamente chungo.

Espero qué me entiendas un poquito. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores