Juan Santana | ¿Qué hacer con los manifestantes agresivos?

La ley mordaza de la que hablan los socialistas y podemitas, según las noticias suena estupendamente, pero algunos de estos señores deberían vivir una experiencia cargada de emociones. Algunos amigos de la paz y del amor que hablan con tanto cariño, tendrían que ponerse un vestuario de antidisturbios, con los cascos y escudos y situarse frente a cientos de jóvenes locos que están rompiendo escaparates para robar, otros quemando contenedores, otros tirándoles ladrillos, botellas con fuego y piedras. Digo esto porque así podrían enseñarnos a todos y especialmente a los policías a calmar con el diálogo y con frases cariñosas que fomenten el Amor y la Paz. Frases cómo, «Hey chicos, no quemen los contenedores que además de ser públicos, echan una humareda que es tóxica». A los que les tiran piedras, ladrillos o botellas con fuego podrían decirles, «Hey chicos, cuidado con esas cosas que nos estáis tirando, que pueden hacernos pupita». A los que rompen escaparates para luego entrar y robar todo lo que trincan hay que decirles, «hey chicos, no rompan los escaparates, ni roben nada porque ésta manifestación es por otro motivo. Esas cosas se hacen fuera de las manifestaciones. ¡Gracias chicos!. Besitos a todos».

Está claro que estoy escribiendo con ironía y también respeto lo de quitar las balas de goma y eliminar cualquier tipo de violencia, pero la única forma de eliminar las balas de goma es ofreciendo ideas que sean creíbles, porque hablar y quedar bien lo hacía un tal Jesucristo, según un libro que se llama Biblia. Según ese libro, hablaba de un tal Jesús que decía «Ama al prójimo como a ti mismo, no robaras, no matarás…….», pero parece que no le funcionó el rollo ese, porque por lo visto lo mandaron a la mierda y terminó clavado en la Cruz. Después de mis experiencias personales descubrí que si en este país te hacen daño, las leyes contra los energúmenos son muy light y los mismos policías tienen miedo incluso de actuar, porque les puede caer la del pulpo, con despidos y sin sueldo, porque los amigos de la paz y del amor estarán ahí defendiendo eso mismo. Por éste motivo, sería maravilloso que «Algunos» de esos socialistas y podemitas que presumen de saber arreglar el mundo, se vistan de antidisturbios y nos enseñen cómo parar a una manada de locos agresivos. Y para terminar bien, te diré que estoy en contra de la violencia, mientras no sea en defensa propia y muchos estamos esperando la respuesta a la pregunta, «¿Que hacemos para calmar a los rompe escaparates, a los quema contenedores y a los violentos en general?». Sería maravilloso leer la respuesta correcta para ser todos maravillosas personas cargadas de luz, paz y amor. Solo imaginarlo merizotodo.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

 

YouTube
YouTube
Instagram