Juan Santana | Les juro levantarme con ganas de llorar, por culpa de Rufián

El Senado sube el sueldo al personal y a los senadores y amplía el número de asistentes que podrán tener los partidos, sube el sueldo el pasado martes y muchos hemos escuchado a la Vicepresidenta primera de la Cámara, Cristina Narbona, que explicando la subida salarial va en línea con la aprobada por el Gobierno para los funcionarios y la asignación básica de los senadores crecerá en 59,63 euros y llegará a los 3.041,49 euros mensuales, algo que sin más remedio les felicito, por ser libres mientras puedan y ojalá dure mucho tiempo y sigan subiendo sus sueldos, porque los españoles somos “felices”. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Pero les juro por la madre que me parió, hoy he sentido deseos de llorar aunque no llego a conseguirlo, porque vídeos como el del señor Rufián que publican en el periódico EL MUNDO, si desea verlo entra en este enlace https://www.facebook.com/elmundo/videos/1958979654233270/ demuestran que pasamos de todo. Un señor que cobra una pasta llamándonos gilipollas a todos los españoles descaradamente, faltando el respeto al mismo Rey Felipe y mientras sea Rey merece un respeto igual que cualquier persona obviamente, sin embargo el pueblo está dormido, es una noticia más para cháchara de redes sociales, noticias de televisión y periódicos y sumamos este donde estoy colaborando. ¿Qué nos está pasando?. Estamos volando encima de la realidad o somos la misma realidad, con la famosa frase, El político es el reflejo del pueblo”, somos iguales.

Bendita la infancia, cuando eres un niño ignorante sin ánimos de insultar tu problema es comer golosinas o jugar a la pelota. Benditos los tiempos de enamoramiento similares a los animales cuando están en celo, porque nos importa una mierda todo y solo pensamos en estar abrazados y follar hasta que la fiebre acaba. Hoy miércoles desde la madrugada escuchando al señor Torra, he sentido deseos de llorar porque soy un adulto gilipollas, tal vez con un grado de sensibilidad demasiado elevado y tengo que auto convencerme de que esto es lo que hay. Ahora comprendo algunos funcionarios que están de baja desde hace muchos meses o años, viviendo la Vida felices y tal vez esté equivocado, pero llego a pensar que es porque  estarán convencidos de que solo nos queda Vivir ajenos a toda esta mierda.

Por: Juan Santana.