Juan Santana | Hacen falta locos positivos

Resulta que en estos tiempos dar positivo, es negativo, un mundo al revés. José Sánchez Artiles de Sardina del Sur en Gran Canaria, está realizando un vídeo clip, con uno de sus temas musicales, para promocionar su último trabajo y cuando hablamos de promocionar, estamos hablando de pasar por el examen del gran jurado, que es la calle, porque la calle te sube o te baja. Obviamente José Sánchez Artiles, es un buen músico, ama la música y por sus venas caminan notas musicales, claves de Sol, fusas y semifusas, entremezcladas con melodías, que arrastran almas de músicos ancestros cómo Víctor Jara, uno de sus ídolos. La cuestión es que cuando descubrí por las redes sociales, que estaba promocionando y comparte que en breve tiempo disfrutaremos de un vídeo clip, sentí felicidad interior, porque hacen falta locos, cómo dice uno de mis temas favoritos, de José Sánchez.

Hacen falta personas que demuestren que estamos vivos y la vida sigue su curso, pero los Auténticos Positivos son los que luchan a través del Arte y tenemos un Arte y un Después. Será después de que termine el vídeo, cuando podamos ver y escuchar la gran sorpresa, sabiendo que será un éxito, especialmente a nivel moral, porque últimamente estamos bombardeados por Noticias negativas con frases al estilo Pedro Piqueras cuando comienza las noticias diciéndonos, «Nos temíamos lo peor y bla, bla, bla y todo chungo». Felicidades a Pepillo, cómo llamábamos a José Sánchez Artiles todos sus amigos de la niñez y bastantes momentos buenos que pasamos en Sardina del Sur, porque jamás hubieron malos momentos y si hubieron, no los recuerdo.

Es muy fácil promocionar los trabajos musicales, porque tenemos un abanico de posibilidades, desde las redes sociales a los infinitos medios de comunicación, lo realmente difícil es creer en los proyectos y luchar por dichos proyectos hasta la muerte. No te deseo suerte, porque ya arrastras la suerte, solamente te pido que te des prisa, que estamos esperando. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.