Juan Santana | Gracias a los pocos policías

Si resulta que el loco asesino o futuro asesino llegó en patera en el 2.018, habrá que rezar para que sea el único malo durante dos años, porque pensar que solamente este año 2.020 son aproximadamente 8.000 personas que han entrado a Canarias desde África, miedo me da. Y no puedes opinar mucho, porque nos llamarán racista rápidamente o dirán que están de paso hacia Europa o cualquier otra tontería. Sin embargo muchos estamos oliendo algo muy grave, porque esto huele a un futuro incierto y repetiré que en Gran Canaria están aproximadamente veinte plataformas petrolíferas esperando, comenzar a escarbar los fondos marinos del Océano Atlántico.

Nos huele que llegará el momento que irán mar adentro y será cuando las grandes potencias querrán cada uno su plataforma, porque nos queda poco petróleo en el planeta, el oro negro culpable de las guerras, como en Irak y otros países.

Los cayucos, pateras o embarcaciones están entrando a Canarias demasiado fácil y leo menos comentarios llamando racistas a quiénes opinamos que ya está bien, porque tengo la impresión de que esos buenazos están sintiendo el paro, la hambruna, el virus con sus verdades y mentiras, los políticos babosos enfrentados sin llegar a nada porque solamente hablan estupideces y más problemas para no seguir amargando. Estamos dormidos y acomodados los que pueden estar por privilegiados, pero todos tenemos un límite.

Los seres humanos somos así y es lo que hay. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.