Juan Santana | Denuncia a un taxista de Arona. Tenerife

Todo comenzó bien y gracias al Policía Nacional Ángel Hernández, no cruzamos la frontera hasta la violencia, porque estuvo a punto y muy cerca de llegar a las manos. El Policía Nacional Ángel tuvo que tomarse una tila en el chiringuito para poder relajarse. El taxista a partir de hoy día 29 de Septiembre del 2.021 será famoso, se llama José Antonio y es de Cabo Blanco, en el sur de Tenerife. El motivo de la denuncia, también incluso por parte de algunos compañeros del gremio es porque el egocentrismo de José Antonio a la hora de meterse en una conversación entre dos padres, sobrepasó los límites de lo inimaginable.

Dos padres estábamos presumiendo de nuestros hijos, en éste caso Ángel el Policía presumía de tener un hijo Capitán de Barcos y justamente ahora está al timón de un Ferry nuevo por tierras peninsulares y éste que escribe (yo) presumiendo de una hija que a los veintidós años saca su carrera de Bellas Artes, habla inglés, se defiende en alemán, español y lenguaje de signos. Además arranca a Inglaterra a trabajar y seguir practicando Artes Marciales. La denuncia es porque José Antonio causó daños psicológicos con su mirada provocadora y nos dijo exactamente ésta frase, «Comparado con mi hija, eso no es nada. Mi hija lleva años viviendo en Inglaterra ejerciendo como abogada Judicial y no sé qué más». Por éste motivo vamos a denunciar a José Antonio. ¿Cómo se le quedó el cuerpo querido lector?.

Esto es una broma antes del veintiocho de diciembre, organizada por los tres protagonistas, para fomentar la lectura, además de intentar sacarles una sonrisa. La historia es completamente real, menos la denuncia y el motivo. Espero que hayas caído en la trampa broma y si te enfadas tómate un termagil.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.