Juan Santana | ¿Deberían ir a prisión las mujeres con denuncias falsas?

Actualmente se escucha poco la frase «Violencia de género» y será porque poco a poco «creo» que vamos entendiendo el verdadero significado de la palabra «Igualdad». Obviamente los políticos que son los protagonistas de los medios de comunicación son los que van llevando la comidilla del ganado humano y según las noticias serán las tertulias en terrazas, barras de bares, hogares, en los coches y guaguas o en cualquier lugar inimaginable. En las Redes Sociales por supuesto se forman las tertulias brutales donde más descubrimos y aprendemos como somos realmente las personas y especialmente conocemos a los egocéntricos que cuando se quedan sin argumentos, comienzan a insultar porque su incultura sale por todos los poros de su piel. La pregunta que tuvo debate calentito fue la siguiente, «¿Deberían ir a prisión las mujeres con denuncias falsas?».

Un tertuliano comentaba que deberían perdonar a dichas mujeres, porque compartió su caso personal diciendo que estuvo un día en el calabozo por denuncia falsa, pero que la perdonó. Simplemente por decirle que algunos hombres han gozado de meses y años, por denuncias falsas y en las cárceles los han maltratado injustamente siendo inocentes. Además por decirle que tengo un amigo psicólogo de prisiones, que descubrió más de cinco casos donde las mujeres habían mentido y obviamente a ellas les han imputado ocho años de cárcel, se puso como una fiera. Además de no aceptar lo que los demás opinan y de no creer que dicho psicólogo existe, comienza a insultar con frases como «Vete a la mierda, fachas, gilipollas y un sin fin, porque los incultos egocéntricos cuando se quedan sin argumentos, la estrategia es insultar», pero la mejor decisión es no entrar en el juego de los maleducados, porque sería rebajarse a ser como ellos y tenemos una frase famosa que dice, «Jamás discutas con idiotas, porque son profesionales».

En el planeta tenemos millones de personas que no respetan las opiniones contrarias y así ha sido desde que comenzó la comunicación. Sin entrar en más detalles, la pregunta que te hago querido lector es la misma, «¿Deberían ir a prisión las mujeres con denuncias falsas?». Son demasiadas noticias que nos agobian si no sabemos dosificar y si no dosificamos podemos dañar nuestra salud mental.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana.

 

YouTube
YouTube
Instagram