Juan Santana | En un año no llegan a 9.000 kilómetros

Antes del famoso confinamiento los coches de los taxistas en Arona, solían recorrer una media de 90.000 kilómetros, pero según nos comenta un amigo del sector en un año todavía no cambia ni el aceite.

Seguiremos todos esperando con paciencia que mejore la situación casi insostenible que estamos sufriendo en estos tiempos, porque cómo perdamos la paciencia y la esperanza, ¿Que nos queda? Lógicamente la salud y la comida, los focos de la vida son las principales columnas que nos mantienen, porque estar parados sin tener esperanza puede llevar a cualquier persona al pozo de la amargura y los psicólogos creo que actualmente están a tope.

Practicar deporte, salir a caminar, o nadar para quemar energías negativas, compartir tertulias con personas sanas y seguras, pero con temas que valgan la pena, o buscar videos interesantes y vídeos cómicos para reír antes de irnos a la cama porque así dormiremos mucho más plácidamente y con esto y un poco más, nos ayudará a no perder la paciencia. La Pandemia nos está cambiando y nos obliga especialmente a reflexionar sobre nuestras vidas personales y sociales. En un mundo de mercado dónde la forma de vida humana, es la compra y venta de materiales y por obligación los alimentos, todo lo demás es moralidad y cómo hemos perdido la ética en muchos aspectos, ¿Qué quieres que te diga? Calma y paciencia, mucho amor y menos programas de magazines estúpidos que nos hacen perder el tiempo de forma incalculable y hablando de tiempo te digo como siempre, Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.