Juan Santana | Alcalde de Santa Lucía en Gran Canaria

Ser político en un Municipio, es una responsabilidad, un trabajo social, es un mundo dónde tienes que luchar especialmente por y para que la mayoría de las personas estén felices o conformes con todo aquello que están haciendo. Obras, Asuntos Sociales, Cultura, Deporte y un sinfín de promesas por cumplir.

Cuando leemos en las redes sociales las quejas o denuncias desde la lejanía, las miramos desde otra perspectiva obviamente y la política siempre ha sido y será de la misma forma, dónde los que ganan las elecciones estarán intentando cumplir y hacer felices a todos los que puedan y la oposición a dar caña por cualquier motivo y es pura matemática. Luego está la parte del pueblo que votó a quien sea por infinitos motivos, están los que no votan porque son felices esté quién esté mientras no les molesten. Están los listos de turno que no votan, porque dicen que no creen en ningún político y están esperando sentados cómodamente criticando al que sea y luego están los que respetan al que ganó sea quién sea, pero son capaces de hablar con Alcaldes o Concejales para pedir sus deseos o sugerencias con el máximo respeto y educación. ¡Esto es lo que hay!. Una vez dicho ésto, te diré que en 1.980 fui a pescar con «Paquita», la barca de mi tío Arcadio y cuando una ballena estuvo rondando la barca, cogimos miedo y nos vinimos a Pozo Izquierdo. Llegando a la orilla, pensaba que una ola muy grande volcaría la barca, me tiré al agua y la lancha pasó por encima de mí. Tiene un motor de quince caballos y la elice se enganchó a mi pantalón vaquero arrancándolo de cuajo abriéndome el muslo izquierdo. Vi hasta los huesos, Veintipico puntos por dentro y once por fuera. Gracias a Dios, no me cortó el pinganillo, ni me sacó las tripas, ni me cortó el cuello y gracias a que no me mató, seguimos vivos y puedo decirte que el martes de Carnaval, nos encontramos en Pozo Izquierdo, el Alcalde de Santa Lucía Santiago y Pepe Moreno y van a terminar montón de obras, pero no me queda espacio para contarte más.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.

 

YouTube
YouTube
Instagram