Noticias Tenerife Señora, ¿Se le ha perdido a usted un niño?

- Publicidad -

Señora, ¿Se le ha perdido a usted un niño?

Señora, ¿Se le ha perdido a usted un niño?, A grandes líneas el articulismo se divide en el de análisis, que utilizaría una metodología lo más científica posible de los hechos, y, el literario de opinión, que combinaría literatura y periodismo e información.

César González Ruano publicó en Informaciones del 23 de noviembre del 1931, un artículo con el título de Señora, ¿se le ha perdido a usted un niño? En el cual a mi modo de ver, se puede deducir e inducir las características esenciales del columnismo literario de opinión, en el cual, la libertad temática es ilimitada, la impronta de la personalidad del escribiente de la columna es ilimitada, y, que de una información o dato real o imaginario, tomado de la realidad, el redactante-escritor-polígrafo, intenta deducir-inducir consecuencias a y en multitud de terrenos, siempre sabiendo que solo existen mil palabras.

A veces, pienso y opino y creo, que un periódico es una especie de supermercado de las ideas y de las noticias. Sin negar la personalidad de los promotores y editores, por tanto, de sus fines y de sus ideologías, debe ser y estar abierto a distintos productos, y, de distintas marcas. Pienso, que sin negarle su impronta e intereses ideológicos y materiales, el periódico, es la manera que cumpla con su finalidad propia. Que pueda seguir superviviendo en este magma de sistemas de información –radio, televisión, Internet…-. De ahí, la necesidad, de que no sea monolítico. Indico esta característica, porque algunos tienden, a una impronta demasiado rígida. Y, pienso que los que saldrán perjudicados son ellos mismos. Los grandes periódicos mundiales están abiertos al mar de ideas posibles e interpretaciones posibles, sin negar que tengan una línea de horizonte interpretativo…

Todo diálogo del lenguaje oral natural, todo diálogo o multidiálogo del lenguaje oral escrito, todo texto escrito y dado a conocer al mundo, público o publicado, tiene distintas dimensiones y horizontes. Uno, diríamos, las traducciones materiales y rígidas, pero después, tienen interpretaciones multidimensionales, desde las literarias a las estéticas, pasando por todo tipos de lenguajes y guiños a la realidad y a la interpretación de la realidad. -Dirá usted con razón, que no ha entendido y comprendido este párrafo-. Pero, pienso y opino y estimo, que un artículo, tiene diversos planos, algunos fragmentos, son para ser interpretados por todos, algunos otros, solo por algún sector de la opinión y de la sociedad –este es uno de esos casos-.

Puede que existan en España, mil periódicos digitales, un poco más, puede que se publiquen, cada día, de media, cinco artículos de opinión, sin contar los analíticos. Por tanto, al cabo del mes, se forma una masa de ideas y palabras y contenidos, de entre cien mil y doscientos mil, en un año, entre un millón y dos millones de artículos literarios personales o de opinión. Por consecuencia, seamos modestos, la mayoría puede que no expresen ningún punto de vista, nuevo e innovador y verídico y verdadero y bondadoso, pero puede, que cada día, unos cuantos, de esos que salen a nadar-flotar-volar en el vientre de la opinión pública, tienen esas características y pasan desapercibidos…

Si un texto equis, sea hablado o escrito, literario o popular, tiene dos planos, al menos, de significante y significado, la primera interpretación, y, una segunda, cuándo no una tercera o una cuarta. Puede que artículos, algunos cada día, dos o tres, en ese volcán enorme de torbellino de palabras, quizás, editado-publicado por un medio modesto local o provincial, de algún lugar de nuestro territorio, nos ofrece una interpretación que abriría posibilidades de entendimiento al ser humano, a la realidad humana, al corazón humano nuevos y originales y productivos…¡Puede que no estemos suficientemente preparados para enfrentarnos al espejo de un buen artículo, que nos abra algún horizonte-dimensión-perspectiva-óptica nuevo y verdadero…!

Hoy, no tiene que preocuparse ningún poder del mundo, público o privado, por la prensa. Hoy, con el enorme maremoto de medios e información –papel, radio, televisión, Internet-, hoy la enorme cantidad de información es ella misma la propia censura y autocensura. Todo queda anegado en una selva de datos e interpretaciones y conocimientos y… Mañana ocurre un acontecimiento de importancia nacional, sea el que sea, y durante una semana, se publicarán, miles, docenas de miles, cientos de miles de noticias, datos, informaciones, interpretaciones, argumentaciones, sobre esa temática… De tal modo, que si una “opinión o idea o párrafo o texto”, formado o conformado por unas palabras o frases, no gusta al poder fáctico y real, público o privado, no sucede nada. Pasado mañana, estará tapado por otra enorme cantidad de interpretación. Todo se olvidará en el silencio…

En el articulismo, como en todos los saberes y artes. Están por un lado, las personas que realizan esas obras creativas, sean de Física o de Arte Plástico o del Arte del Articulismo. Por un lado, está su biografía y sus actos. Algunos, no moralmente aceptables. Y, por otro lado, están sus producciones culturales e interpretativas. Que algunas de ellas, han podido abrirnos nuevos mundos. Este aserto ocurre con todos los autores. Debería ir en unidad-armonía-equilibrio,  besándose y amándose la verdad y la bondad, la ética y la estética, la verdad y la bondad y la belleza. Pero, demasiadas veces, no es así… Aunque yo pienso es mejor un hombre bueno, aunque analfabeto, que no un Premio Nobel moralmente malo, aunque lo ideal es que las dos realidades fuesen unidas. -Entiende usted lo que le estoy diciendo…-.

Ruano, con Larra, Camba, Cavía, Carabías, Alcántara, Umbral, y, una veintena, se consideran, los mayores articulistas literarios de este suelo y terruño y lagar nuestro, de esta península ibérica. Ruano que se considera escribió y publicó más de veinte mil artículos. Pudo darnos en herencia, toneladas de ideas y argumentos y percepciones e interpretaciones y simbolismos que duermen en el silencio de las hemerotecas. Una cantidad de información cultural y de riqueza interpretativa, que no aprovechamos. He indicado, que los periódicos de hoy, podrían y deberían en la sección de opinión, además, de publicar artículos recientes, salidos del horno, volver a publicar, artículos de hace setenta o cien años. Pienso que sería una perspectiva y dimensión interesante y aclaratoria y brillante, y, que nos daría mucha luz. Aprenderíamos del pasado y del presente, que tanto necesitamos. Paz y bien.

Jesús Millán Muñoz.

 

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias