Noticias Tenerife Los miedos, los temores y las angustias

- Publicidad -

Los miedos, los temores y las angustias

¿De dónde nacen los miedos y las penas y las angustias y los temores y las frustraciones? ¿Nacen todos de dentro, de fuera, de esa mezcla de fuera y dentro en la que somos?

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona

Jesús Millán Muñoz.– En la constelación de datos de Internet se señalan una serie de miedos, entre otros: miedo a fracasar, miedo a no ser querido o estimado, de no tener los suficientes talentos, miedo a los errores, miedo a la pobreza, miedo a la muerte propia o de los seres queridos o cercanos, miedo a la pérdida de autonomía, miedo a la soledad, miedo a ser abandonado y engaño por otro.

Miedo a la mutilación, miedo a la pérdida de autoestima, miedo a la incertidumbre, miedo al compromiso, miedo o complejo de Jonás, miedo al divorcio, miedo a caer en vicios tú o tus cercanos, miedo a no ser bien tratado, miedo a no querer crecer en todos los sentidos, miedo a no ser comprendido

Y, pueden ser divididos en clases: miedo real, miedo irreal o irracional, miedo normal, miedo patológico, miedo físico, miedo social, miedo metafísico o religioso

Es cierto que no es lo mismo miedo, temor, pánico, fobias, angustia pero este texto no es un artículo académico, ni científico, usted como lector y analizador debe saber, a qué liga estamos jugando. Esta columna es un texto literario y opinativo y personal y periodístico.

Con lo cual, cabe en ello diríamos la imprecisión, porque lo que pretende con un cierto grado de belleza es mostrar un trozo de la realidad, y que usted reflexioneNo imparte dogma, ni imparte ciencia, ni imparte saber absoluto, sino un poco de todo, algo de saber y algo de filosofía y algo de la vida cotidiana y algo de esperanza y algo de belleza… Usted tiene que perfeccionar este artículo.

Muchos seres humanos, dicen, en voz alta y baja, que no tienen miedo a nadie, ni a nada. No es cierto. Todos los humanos tienen/tenemos miedo, en unos temas o en otros, en unos casos o en otros, en unas facetas o en otras, en unas dimensiones o en otras, en unos tiempos unos y en otros, otros.

Diríamos que estamos llenos de miedos, que a veces, se convierten, también en temores bien clasificados y bien estructurados, y, otras se complican con realidades como las fobias, angustias, y, diversas patologías de mayor o menor grado –cuestión que no se puede y no se debe abordar aquí en este bocadillo de ochocientas palabras-.

Pero si un poco el miedo. No digo que haya que estar obsesionado con el miedo-temor, pero si ser conscientes de ello. Todo el mundo, por un lado, debe ser consciente de sus miedos-temores, y, por otro, tiene que intentar que estos, no le impidan llevar una vida normal y rutinaria. Si tienes tanto miedo a conducir, no te montarás en un vehículo siendo conductor.

Podríamos pensar, de dónde surgen los miedos y temores, quizás de algunas estructuras profundas de la mente. El miedo es un sistema de defensa del organismo, ancestral, para que no nos coma el león o el tigre, o, no correr demasiados riesgos.

Y, este se ha ido incrementando y conformando y materializando y cristalizando de diverso modo según épocas y según individuos. En concreto, en cada persona, según la situación personal de su familia, de su infancia, de su adolescencia, de las experiencias de todo tipo…

Es peligroso cuando el propio miedo o temor, nos lleva a hacernos daño a nosotros mismos, cuándo no lo autocontrolados de forma adecuada y correcta y racional y apoyados en el saber más ortodoxo posible, o, cuando con nuestro miedo o temor, producimos daño y dolor y sufrimiento y pena y angustia a otros seres humanos, cercanos o lejanos

Si opino que el género literario-estético-periodístico de opinión tiene futuro, es porque nos muestra multitud de temas, que de otro modo, a no ser que bebiésemos en fuentes académicas y universitarias, que estas escritas con lenguajes muy ortodoxos, y que quizás no entenderíamos.

Y, la columna personal, nos muestra multitud de temas. Compramos un periódico por dos euros, y, si nos encontramos diez columnas de opinión, son diez puntos de vista, sobre un tema o cinco cuestiones.

Es una especie de regalo. Es, si entendemos el vestido que queremos percibir, el vestido de colores y formas y nombres y adjetivos, es una especie que en cinco minutos, te enseñan algo de tus adentros. Una consulta a una persona que ejerce un oficio liberal, no pondré nombres, está contigo veinte o treinta minutos, y, las demandas dinerarias pueden ser desde ochenta euros y más…

La gran escritora y articulista Carmen Martín Gaite, nos presenta un artículo titulado: El silencio da miedo, publicado en El Sol, el 30 de diciembre de 1990, que con otras palabras y otros conceptos y otras visiones y otras percepciones trata con su sabiduría e intuición profunda y esencial, algunos aspectos sobre este tema. Bueno, sería que usted buscase este artículo en esa bodega de Internet, que no sé si estará y bebiese un poco de su líquido…

Hay una pregunta, que quizás, otro día o ningún día toquemos, y, se podría sintetizar en unas palabras: ¿se utiliza el miedo-temor para regir los destinos de los colectivos, pueblos, sociedades, se utiliza el miedo-temor para pastorear la grey y gestionar a los pueblos…? ¿Miedo y temor que puede ser de muchas maneras y formas, que puede ser de muchas clases y tipos, y, que puede ser respetando los derechos humanos o saltándose algunos…?

http://youtube.com/jmmcaminero        © jmm caminero

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias