Jesús Millán Muñoz | Internet Archive o Archive Internet

Es una macro biblioteca digital que conserva los sitios Web de Internet, 279 mil millones de páginas Web, once millones de textos, tres millones de videos, tres millones de audios, un millón de noticias de televisión.

Además 170 mil programas de software, un millón de imágenes, 172 mil conciertos, 240 colecciones agrupadas por distintas temáticas.

Fue fundador de esta Biblioteca Digital de Internet o Archivo en 1996 Brewster Kahle y, es una entidad sin ánimo de lucro, y como fin quiere conservar el patrimonio inmaterial y cultural que se mueve por Internet.

No debo indicar, que no soy un experto, ni un especialista en esta temática, aunque como todos, hoy, un usuario de la multiplicidad del mundo de Internet, en mayor o menor medida. Pero si creo y estimo que debo indicar algunas cuestiones entre muchas.

Es obvio y evidente, que esta idea y esta materialización es absolutamente necesaria, para, no solo la consulta de todos esos fondos, sino para la conservación para el futuro.

Pero también, existe una grave y gran pregunta, ¿llegará un momento que el coste de la conservación sea enormemente elevado?

¿Y, con ella, otra, podría perderse una enorme cantidad de datos, por unas razones o por otras, y se podría producir, lo que algunos denominan el “desierto documental”, o dicho de otro modo, si casi una gran parte de la Cultura, cultura en sentido amplio, se conserva y difunde por bits de información, y, no solo por papel, si existe un accidente grave, podría el mundo quedarse sin toda esa información, diríamos datos de una década o siglo o territorio o del mundo?

Por otro lado, pienso que este Archivo de Internet mundial, está abriendo paso a que determinadas bibliotecas nacionales, por ejemplo, España, Estados Unidos, Canadá, etc., estén haciendo lo mismo con su propio material de su territorio. Por lo cual, diríamos que el fin, es conservar para el futuro, una gran parte del patrimonio inmaterial cultural que se difunde o expresa por el inmenso mar o galaxia de Internet.

En toda esta cuestión subyace una problemática no pequeña, qué es lo que se conserva o se debe conservar, independientemente de libros o imágenes o audios o videos o noticias de información… Se podría poner el ejemplo de la colección Ephemera de la BNE, que guarda etiquetas, envoltorios, cromos, etc. En su momento se consideró como algo innecesario y baladí, pero parece ser que según fuentes de la BNE es una de las colecciones más consultadas actualmente.

Por consecuencia, esta es la cuestión y el problema, o uno de ellos, no solo en una temática, que quizás en el momento actual, apenas se considere relevante, o quizás de un autor o una Wb por la temática que trata, pero quizás, dentro de cincuenta años, sería un matiz de color, que completaría una temática más general.

Cierto es, que quizás, como dicen algunos expertos la enorme cantidad de material, que se multiplica exponencialmente, de año en año, sea imposible la conservación, y sobretodo, después, quizás encontrar tanto material escondido, en el vientre enorme de la ballena de Internet sea difícil, porque si “no sabes que existe algo, difícil podrás hallarlo”, ni siquiera por parte de investigadores, ni por buscadores, porque de ese tema, existirán cientos de miles de direcciones…

Pero el gran sueño de Borges y, de la Biblioteca de Alejandría, de tantas personas que han aportado su sombra y su huella, pequeña o grande por el mundo, ese gran sueño se puede estar cumpliendo en estos Archivos, porque no solo es la necesidad que se difunda por Internet, sino que se conserve para el futuro. Porque no olvidemos, existen webs, de blogs de cultura o de videos de y sobre cultura, que el autor, no engaña al público, y solo lo comprueba una vez o dos, y en el índice de visitas, solo es buscado, quizás por cuatro o cinco o diez personas o veces.

Dicho de otro modo, en la inmensa megalópolis de Webs y páginas de Internet, existirán millones, y me refiero a la Cultura y a la cultura, con mayúsculas y minúsculas, que duerman el sueño de los justos, es decir, que jamás son visitadas, y que merecen, quizás se conserven para el futuro, porque es una riqueza cultural, en algún campo, que puede ser interesante, aunque sea una tilde en el conjunto de la totalidad.

Si se me permite, yo sugeriría a este Archivo y a sus gestores, que piensen, cómo se podrían conservar todos los libros, manuscritos o no, publicados o no, del mundo, en todas las lenguas. Y, en segundo lugar, todas las producciones culturales, en todos los saberes y artes, al menos, en imágenes del mundo. Es decir, conservar cientos de millones de imágenes de pinturas, dibujos, esculturas, fotografías, etc., de todo el mundo…

http://personal.cim.es/filosofia/ © jmm caminero (19 septiembre-14 nov. 2020 cr).