Jesús Millán Muñoz | “El columnismo en Ortega y Gasset”

Ortega y Gasset escribió y publicó varios miles de columnas o artículos periodísticos, además de ser director de periódico, en los que intentó aunar el periodismo en sí, la filosofía-ensayo, la literatura-poética, la política-sociología, la realidad cotidiana. 

 

José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955) fue un filósofo y ensayista y periodista español, que junto con Unamuno se puede expresar que son las dos grandes figuras en filosofía y en teorización de la política de la primera mitad del siglo veinte, aunando en el periodismo, en el columnismo, distintas vertientes de la realidad, la realidad cotidiana, la sociopolítica, la filosófica, la poética-literaria. 

 

No se puede entender y comprender España, y todas sus vicisitudes, sin estas dos figuras, en distintos aspectos de la realidad. Pero aquí, nos fijaremos más bien, en su periodismo, con algunos retoques-catas en otras actividades. Se suele indicar, que a nivel filosófico, la explicación profunda de la realidad, pasó por tres etapas: la objetivista (1902-1914), la perspectivistica (1914-1923) y la raciovitalista (1924-1955). 

 

Aunque se han editado-publicado sus obras completas, diríamos dos grandes ediciones, la de la Editorial Alianza/Revista de Occidente, en doce volúmenes, 1946-1983. Y, la última por un conglomerado de editoriales. Taurus/Santillana… en diez volúmenes, entre 2004-2010. 

 

Debo indicar, que siempre me habría gustado saber, cuántos artículos y columnas escribió y publico Ortega y Gasset, pero es un dato, aunque pueda parecer baladí, sin importancia, estimo y creo y pienso que tiene importancia. Porque, no es lo mismo expresar que alguien tiene fiebre, tiene 38.1 ª centígrados, pues este concepto que es de filosofía de la ciencia, y es esencial en la metodología científica, me parece aplicable, por analogía, a la producción literaria-filosófica, de cualquier autor o autora, pero también, de Ortega, es decir, no sería lo mismo, saber y conocer que publicó cinco mil artículos o siete mil quinientos. Por consecuencia, deseo y espero y reitero, y sugiero, que alguien, nos indique la cantidad de artículos y columnas del gran Ortega, entre otros motivos, porque será más fácil ir recuperando, artículos que estén perdidos en la prensa suramericana, etc. 

 

Si se me permite, yo acuñaría el concepto de “razón cultural”, para la explicación del ser humano, o incluso, del concepto de “razón biológica cultural”, como los grandes determinantes-condicionantes del ser humano, o si se quiere perfeccionar la taxonomía, el de “razón biológica sociocultural”, como los grandes determinantes-limitadores-paradigmas del ser humano. Pues algo similar a este caso, que es diríamos es cosecha heredada de este modesto autor de columnas, es lo que durante décadas estuvo realizando-construyendo el gran Ortega… 

 

Con el anterior párrafo, quiero realizar un ejemplo, similar y parecido, de lo que Ortega realizó, es decir, “intentó realizar filosófica en el periodismo, con el periodismo construyó filosofía”. O, dicho de otro modo, cuando materializaba política o sociología-sociedad o cultura-conocimientos-costumbres y, los planteaba en palabras-frases-conceptos-argumentos-enunciados, sean conferencias, sean artículos largos o fuesen en columnas más cortas o periodísticas, siempre estaba intentando aunar todos esos campos, es decir, en un artículo, diríamos que en muchos, no se distingue claramente, dónde llega la poética-literatura, con la filosofía-ensayo, con el afán de interpretar la realidad social-cotidiana-cultural, es decir, la sociopolítica

 

Personalmente, con toda modestia, siempre le he visto un defecto de forma y estructura mental a Ortega, que si se me permite, lo redactaré, siempre me he preguntado, si se hubiese dedicado más a la reflexión filosófica-metafísica, y además de sus conferencias, artículos, libros, hubiese creado más conceptualización y teorización de la realidad, es decir, si hubiese estado menos expuesto al foro y ágora pública política,incluso llegando a estar en Cortes, y hubiese escrito y redactado y pensado más la realidad, desde los ámbitos que el controlaba, la filosofía, la sociología, la política, la cultura, la poética-literatura, me he preguntado, acaso no nos habría creado-materializado libros-manuales-tratados que nos habrían servido para generaciones y generaciones. Porque esta Celtiberia-Ibería-Hispania, ha estado carente de grandes marcos teóricos de la Política y de la Sociedad y de la Economía. Diríamos que siempre ha padecido un déficit de teoría creativa en estos campos, pregunto y afirmo. Nos habría aclarado más la realidad. Cierto es, que quizás, no habría llegado a tener las dimensiones sociales y culturales que ha tenido, y que siguen durante generaciones… 

 

Ortega no es solo un egregio-eximio profesor académico de la filosofía, ni solo un gran periodista, ni solo un notable político teórico y práctico, sino que es, un gran filósofo y ensayista y prosista-poético, siempre, en general, se entienda, como una filosofía asistemática, aunque haya escrito algunos tratados más sistemáticos y académicos, pero es un gran literato-ensayista y poeta en la prosa. 

 

En la Fundación Ortega-Marañón que son las depositarias, de estos dos grandes construcciones culturales del siglo veinte, de dos grandes intelectuales, podemos encontrar-hallar diríamos ese deseo-aspavientos-vientos-viajes de un pensador-filósofos-ensayista-poeta en prosa que intentó con sus razones-palabras-frases-ideas-argumentos, que la Piel de Toro despegará por fin del ser-estar, de la duermevela de siglos.Me temo, que estamos siempre en la misma situación, siempre parece que estamos más atrás que otras sociedades de Europa.

 

Aquí mi homenaje a Ortega, aquí, mi invitación para que ustedes relean sus obras, aquí, recordar, cosa que ahora se olvida, que un gran obra literaria-filosófica-ensayística, puede plasmarse de forma asistemática, y estar, dentro del gran barco de la columna. Recordarlo, recordarlo aquí y ahora,  porque se olvida, se olvida aquí y ahora… 

 

 http://personal.cim.es/filosofia/                © jmm caminero