Jesús Millán Muñoz | “Códices-libros miniados-pintados actuales”

Pienso que existe una categoría de libros actuales, de estos dos últimos siglos, que son libros únicos, ejemplares únicos, que con escritura y con pinturas-iluminaciones como los medievales, pero con los estilos actuales.

Definición y descripción.

Es decir, creo que podría existir perfectamente una categoría de libros únicos, escritos y pintados con temáticas y estilos y estéticas actuales, con un solo ejemplar o copia o unicidad.

Cierto que sobre ese original, después, se pueden hacer copias facsimilares, igual que sobre los libros-códices medievales, se hacen copias en facsímil, con un número limitadas de copias, bajo notario, etc. No serían los libros en grabado, que ya desde el original, se hacen cien copias en grabado, por ejemplo. Sino reitero, serían libros únicos, como los medievales.

Siempre quise hacer libros únicos, y los titulé, o los engarcé, al género “libro de artista”, porque era lo más similar a la idea que tenía o deseaba, aunque también haya realizado libros de artista, en sentido estricto. Pueden seguir estando ahí, en esa clasificación, pero esencialmente, son libros como los medievales, un ejemplar, una única copia, en este caso con textos e imágenes, imágenes que son únicas y ejemplares.

Pienso que esta modalidad, es necesaria que la conceptualicemos-creamos, y cuándo así lo hagamos nos daremos cuenta, que la creatividad humana, ha ido creando libros de este tipo, como los medievales, en mayor o menor grado, por individuos y colectivos en estos dos siglos. Pero que han quedado relegados, a una especie de singularidad, sin ver el nexo y conexión con los libros medievales y del renacimiento, e incluso del siglo dieciséis, por ejemplo, el famoso de Francisco de Holanda de la BNE.

Por consecuencia, estimo y creo, que habría que denominarlos con la categoría-concepto de “códices actuales”, es decir, si quieren, un subgénero del libro de artista único, porque también estarían en esa clasificación, pero esencialmente, son, libros como los códices medievales, pintados o ilustrados, cada original, que es único.

En plena época de Gutemberg, en Europa se siguieron haciéndose algunos códices y libros únicos iluminados.

Categorías actuales.

Actualmente estos libros únicos, al estilo de ejemplares únicos medievales, con el formato esencialmente de códice o libro, con hojas, no con otras categorías de libros de artista, podrían ocupar un lugar o un género o subgénero en el terreno de las artes plásticas, con cierta independencia del concepto de libros de artista (donde existe una multiplicidad de formatos distintos). Estos libros códices, ejemplares únicos, actuales, tendrían esencialmente, las siguientes características, tendrían hojas, como el resto de libros, y tendría el formato de libro, de mayor tamaño o de menor, pero siempre ese formato, en materiales clásicos, es decir, hojas de papel, hojas de madera o vitela o pergamino, o un material, con la forma de hoja, y el libro tendría unas docenas o cientos de hojas, escritas y pintadas por los dos lados. También se podrían admitir los libros en rollo, anteriores al códice.

Tendríamos cuatro categorías de estos libros: libros escritos a mano, calígrafos, con solo esencialmente escritura. Segundo, libros caligrafiados a mano, pero con imágenes-pinturas-dibujos originales e únicos, ejemplo,La Biblia de San Juan de Collegeville. Tercero, libros, que esencialmente, solo tienen imágenes, por ejemplo La Biblia de Wiedmann. Cuarto libros, cuyo texto, está impreso o son fotocopias de texto escrito, y se le añaden imágenes y pinturas únicas, por ejemplo, La Biblia de Ciudad Real, o también La Biblia del Monasterio de Silos.

Libros actuales miniados-pintados.

Para ejemplificar obras que entrarían en esta categoría-concepto-clasificación y en esta descripción, indicaré las siguientes, entre otros: La dotta mano de Miguel Ángel.

This the Prophet MohammedEl llamado Corán de Kabul, El Corán de madera de Palembang, El Corán de de Tatarstán, El Gran Corán de Turquía, El Corán de Damasco,

También La Biblia Waynai de 1930, Apocalipsis de San Juan, de la década de 1960, La Biblia de WiedmannLa Biblia de Diether GerschlerLa Biblia de GracelandThe Saint John´s Bible de Collegeville, La Biblia manuscrita de la Familia VargheseLa Biblia manuscrita de Sunil JosephLa Biblia de Rejin Valson de KeralaThe Bible PepperLa Biblia manuscrita de BurjassotLa Biblia del Monasterio de Silos o Códice Biblia BCHNuevo Testamento o Códice del Nuevo Testamento de Victorina (NTVic),  Cuatro Evangelios de Toledo (CET),  Nuevo Testamento de Almagro(NTA) Biblia de Ciudad Real (BCR),

Entre los libros de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote estarían: El llamado Quijote de PieraEl Quijote de Marbella, El llamado Quijote Informalista de Gabriel Alarcón López, El Quijote titulado 25 pinturas para un Hidalgo Ingenioso de Gabriel Alarcón López, El Quijote-Soliloquios. Vic-Mar-Car de El Toboso (QST)El Quijote de P.M. (HilVic) (17) (M.A) de Almagro (QA), El Quijote Amarillo CarVicMar (18) (M.A.) de la Roda  (QAR)El Quijote-Soliloquios, Vic-Mar de Ciudad Real (QSCr), El Quijote Car-Vic-Mar de Cuenca (QCu), El Quijote-Nuevo Testamento Hil-Vic de Santa María de Valbuena (QNTSMV) 

Y, para terminar el artículo Poemas de Puertollano (PdP) dividido en al menos trece partes, cada una está o debería estar en una colección independiente, pero todas formando una unidad, en total 1.510 hojaspintadas con poemas

Conclusión. 

Creo y estimo que podemos conceptualizar una “nueva categoría artística”, que por otro lado, es muy antigua, es decir, es anterior a la imprenta de Gutemberg, y que hoy, podría seguir teniendo valor e importancia, estética y artística y cultural. O, dicho de otro modo, habría un sector del mercado, del coleccionismo, de los museos, de la teoría del arte y de la estética, que podrían darle un valor, un valor autónomo. Un subgénero plástico que podría alcanzar y estar a la misma altura que la pintura clásica o actual, el dibujo, el grabado, etc. Y, que se podría incluir, también en la categoría-género de libro de artista, pero que sería mejor dilucidarlo, como códices actuales, ejemplares únicos. Aunque, después, del original, se puedan hacer copias facsimilares, idéntica-similares a las que se hacen con los libros medievales…

Seguro que si se buscasen, se encontrarían en colecciones, museos, casas de subastas cientos de libros, de los que hemos llamado “códices actuales”, en alguna de esas tres variedades. Solo es cuestión de conceptualizar, porque si no se busca algo, no se encuentra…

http://soliloquios.blogia.com               © jmm caminero