Jesús Millán Muñoz | ¿250.000 viñetas de Forges?

Forges, Antonio Fraguas de Pablo, Madrid, 1942-2018) humorista gráfico, escritor, director de cine y televisión.

De Forges, se puede decir-expresar-indicar, que ha sido unos de los grandes viñetista de este país-sociedad-lengua, y que, hasta dónde sabemos, hacía un humor, que no era hiriente, incluso aunque criticase realidades, costumbres, opciones, lenguajes, conceptos, ideas.

Del humor y del humor gráfico, como de tantas materias humanas, se dice, que todo el mundo lo entiende-comprende, al menos, algunos tipos de humor, pero nadie sabe cómo definirlo, a lo sumo describir algunos rasgos. De Forges, que se habría merecido, de haberlo, y, ya invito para que el Premio Leonardo Da Vinci, de las Artes, que sería dijéramos, el Nobel de las Artes, empezasen a darlo de vez en cuando a humoristas gráficos. Ya, que considero, que el humor gráfico está entre dos caballos-ruedas-norias, es un subgénero del arte plástico y es un subgénero del arte literario.

Analizador de las realidades humanas, grandes y pequeñas, creador del lenguaje, este término que se utiliza para los grandes literatos, pienso que es aplicable también a Forges. Siempre con un aire de ternura, quizás, pienso, lo más difícil de conseguir, quizás, su gran mérito, señalar una herida e intentarla curar, pero no hacerla más grande, no echarle más vinagre, ni sal, ni veneno, sino intentar que algo se rectifique-repiense. Quizás, por eso, se indica, que en muchos despachos de distintos oficios y profesiones, los mismos criticados, pegaban en la pared una tira-viñeta-chiste-humor gráfico del gran Forges.

Forges en otro país-sociedad-lengua, pienso que habría dado más sombra, habría sido comparable, a la misma altura de Quino, Schulz… Con este juicio, no infravaloro a otras personas de su generación, y de nuestro propio país, por citar a alguno a Mingote, Máximo, El Roto, etc. Pienso que quizás, la situación española tan simple y tan compleja, hizo crear los hongos-setas de una generación de grandes humoristas gráficos. Nunca he caído en el error, que por alabar a un artista, y Forges, lo es, por eso minusvaloro a otros. Pienso, que cada uno aporta, como todo arte y todo autor o autora, su perspectiva y su dimensión personal, su biografía, sus deseos, sus motivos, sus razones, sus alegrías y sus penas.

Hasta dónde sabemos, Forges, tuvo, parece ser debido a una enfermedad en la infancia-adolescencia, un atractivo por el dibujo de humor, por el chiste. Diríamos que es de las pocas personas, que encuentran su camino, muy pronto, y es valorado por el resto de los mortales, de los entendidos en ese campo… Ha pasado, ya tres años de su fallecimiento temprano,  por la eterna enfermedad del flagelo del cáncer. Pienso, que toda esta generación de grandes humoristas gráficos, de la segunda mitad del siglo veinte, y ya, ampliarlo a todos los de la historia, merecerían un gran museo nacional del humor gráfico, ya sé, que existen varios en la Península Ibérica, ya sé, que existe el Instituto Quevedo de las Artes del Humor, también una colección muy importante del humor gráfico en la BNE, etc.

Un día, lo he expresado ya varias veces, en varias columnas, algunos dibujos de humor, de estos grandes humoristas, podrían y deberían tener una sala, en los grandes Centros de Arte Contemporáneo del mundo, también en el Reina Sofía, pienso que algún día, deberían tener o estar al lado de los dibujos de Picasso, o Miró o Modigliani o de Van Gogh. No digo, todos los que hayan hecho, no digo de todos los autores. Pero pienso, que si admitimos que el dibujo de humor gráfico, es un género del Arte plástico, pues debe de estar situado con los grandes del dibujo. Es decir, en todos los museos de Arte, sean provinciales, locales, regionales, nacionales, etc.

Pienso que el humor y el humor gráfico cumplen muchas funciones, pero una de ellas, es en unas líneas, con unas cuantas palabras analizar y decirnos algo esencial. Se podrá estar de acuerdo o no, se podrá pensar que es un juicio dislocado, pero nos hace pensar-repensar, nos hace reír-sonreír. Diríamos, que una viñeta bien acertada, es o cumple la función de la editorial de un periódico, o resume una situación de la sociedad o del país, o sintetiza varios artículos de opinión, o…

Como simple viñetista he aprendido y aprehendido mucho, casi todo, de los grandes humoristas gráficos, que han existido, especialmente, en la segunda mitad de este siglo en nuestro terruño. Por tanto, este modesto artículo es un homenaje al gran Forges, y por extensión al resto.

En los días siguientes, de su fallecimiento, en varias docenas de periódicos, en papel y digitales, se indicó la noticia, de que había realizado 250.000 viñetas en toda su existencia. Es decir, si calculamos, cincuenta y cinco años de actividad, es decir, veinte mil días, da una media, de doce viñetas y media cada día. ¿Esta cifra es real?

¡Aquí mi homenaje a Forges, mi homenaje a todos los que hoy, día, continúan con este arte plástico-literario, que es consumido, pero no es apreciado en todo su valor! ¡Paz y bien y sonrisa con bondad, como Forges-Fraguas nos mostró…!

Por: Jesús Millán Muñoz.

http://soliloquios.blogia.com © jmm caminero (16 junio-28 julio 2021 cr).