Juan Santana | El Palm-Mar desde el Cielo y la Tierra

Palm-Mar

El Palm-Mar desde el Cielo y la Tierra

El Palm-Mar es un lugar en la costa sureña del Sur de Tenerife, exactamente en el Municipio de Arona y una lluvia sorpresa y muy furiosa cayó el veintiocho de enero del dos mil veintidós arrasando e inundando montón de espacios. Parece que las nubes cargadas de agua, hicieron un stop a propósito justamente en éste punto de encuentro del Sur de Tenerife y en menos de una hora inundó garajes de diferentes edificios.

Absolutamente nadie imaginaba esta sorpresa brutal, ni siquiera los operarios que trabajan en los medios de comunicación, ni siquiera el mapa meteorológico de las redes sociales y cuando íbamos con el Ferrari por la mitad del camino, tuvimos que dar la vuelta porque la cosa no estaba para reírse. Garajes inundados con muchos coches y la misma pregunta de los interesados es la siguiente, «¿Los seguros de las Comunidades serán responsables económicamente de ésta pena material?».

Ni siquiera sabemos si los seguros a todo riesgo se harán cargo de los destrozos de los coches, porque al ser un desastre natural, vaya usted a saber. Imaginamos que los edificios tendrán su servicio técnico de mantenimiento y arreglaran los daños del inmueble.

Pero además de los problemas de la naturaleza en el Palm-Mar, están los de la maldad de Naturaleza Humana, porque algunos energúmenos están dedicándose a rayar coches o como el caso de uno de los coches que le rompieron todos los cristales por la maldad de los simples ignorantes. En éste mundo están los ignorantes sin ánimos de insultar, que son las personas educadas con falta de información y luego están los malvados ignorantes con ánimos de insultar, que vienen a ser los maleducados, energúmenos idiotas y frustrados que descargan sus frustraciones destrozando o haciendo daño a lo ajeno.

Aquí lo dejo, hasta saber algo más que pueda compartir y si usted sabe algo, coméntelo por favor. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram