Juan Santana | Debido a la incertidumbre científica

Debido a la incertidumbre científica

Debido a la incertidumbre científica

La Jueza en Canarias da la razón a una madre cuando decidió no vacunar a su hijo de quince años, «Debido a la incertidumbre científica». La historia basada en hechos reales de una mujer que estaba en conflicto con el padre de su hijo menor de edad y obviamente no podía tomar sus propias decisiones, especialmente en éste caso tan confuso de vacunarse con un líquido hasta el momento desconocido e inseguro, por mucho que los inteligentes que se pasan de listos digan lo contrario.

La vacuna contra el Covi tiene a millones de personas enfrentadas mutuamente porque la seguridad no está al cien por cien, pero quiénes están muy felices, son las empresas que se están forrando de millones de euros gracias a la venta de todos los productos relacionados con ésta locura del virus, desde las mascarillas, bastoncillos y un sin fin de pastillas para quitar los dolores de cabeza.

Los humanos más sanos e inteligentes son aquellos que «Si se vacunan porque creen plenamente en los expertos científicos que están a favor» y después está la otra parte de humanos también sanos e inteligentes que son aquellos que «No se vacunan, porque creen plenamente en los expertos científicos que no estan a favor».

¿Cómo se te queda el cuerpo después del enredo de palabras anterior?  Pues justamente por éste motivo actualmente existen millones de personas que «No se vacunan porque están inseguros» y de lo que están absolutamente seguros es de seguir escuchando a los inseguros y leyendo a los enfrentados que van de expertos por la cara.

Escuchas al jardinero que llama gilipollas a quienes no se vacunan o a un albañil llamando idiota a quién se vacuna, o a Djokovic el tenista famoso en contra de la vacuna enredado con los políticos y así infinitos casos a favor o en contra.

Mientras sigamos jugando con las mentiras, los intereses y las inseguridades, iremos sumando más basura y al final pagaremos todos esta forma de actuar con tanta malicia desmesurada y descontrolada, todo por el dinero, por las ansias de poder y por ignorancia, porque la salud creo que ya pasó a ser un tema secundario, después de haber pasado lo más grave, sin entrar en detalles. Aquí lo dejo y seguimos sumando casos y cosas que siguen confundiendo.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Juan Santana

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram